Puerta

GENESIS 4:7: Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.
Cuando uno piensa en la figura de una puerta, inmediatamente la asociamos como lo que permite el acceso a otro lugar. Puede ser, por ejemplo, la puerta de una casa, o una oficina, una puerta abierta laboral, una puerta abierta deoportunidad para predicar el evangelio o una puerta abierta para alejarnos de Dios y pecar.
En algunos casos las puertas abiertas son un pasaje hacia algo nuevo y bendecido por Dios. En otros casos, dejar las puertas abiertas puede ser causa de problemas, como ser la entrada de un ladrón.
El pasaje de hoy nos recuerda que así como dejar las puertas físicas abiertas pueden hacer que entren ladrones en un hogar, de la misma manera puede sucedernos en lo espiritual si nos descuidamos: Puede entrar en nuestra vida el "ladrón" llamado pecado.
En cada circunstancia de la vida tenemos a la puerta, o al alcance de la mano, la posibilidad de desobedecer a Dios. Existen tantas presiones espirituales, tentaciones en las cuales muchas veces cedemos dejando las puertas abiertas para que el pecado entre, infecte y contamine nuestras vidas.
Hay algo que podemos hacer, pues Dios nos ha dado el poder del Espíritu Santo para mantener cerrada las "puertasde su vida" para impedir que entre toda forma de pecado. Mantener una vida de santidad implica mantener constantemente las puertas de nuestras vidas cerradas a la seducción del pecado. Usted tiene la llave de la victoria para cerrar sus puertas. ¡No se lo olvide!

¡No te desanimes!


Por tanto, vivan en el Señor Jesucristo de la manera que lo recibieron: arraigados y sobreedificados en él, confirmados en la fe y rebosantes de acciones de gracias, que es como fueron enseñados.Colosenses 2:6-7
¿Estás animado hoy? ¿O estás desanimado? ¿Qué es lo que anima y que es lo que desanima a una persona? Sabemos que esto varía según sea el caso. Nadie de nosotros necesita desanimarse en la vida. Si el desánimo viene, acuérdate de Jesús. Él enfrentó momentos difíciles, pero tenía un objetivo muy claro: Perdonar nuestros pecados, aún si esto le costara la vida. Con certeza no fue fácil para Jesús, pero él no se desanimó. Él hizo lo que tenía que hacer para salir victorioso. Y él venció la muerte, resucitó y así nos dio de regalo el perdón de todos los pecados. Por eso, puedes seguir adelante con tu vida, seguro de que estando con Jesús todo valdrá la pena.
ORACIÓN: Padre celestial, yo te pido que alejes de mí todo el desánimo. Llena mi corazón de fe en Cristo Jesús, pues con esta fe puedo vivir feliz y realizado. Amén.

Sobreedificar

CORINTIOS 3:10: Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica.
Los expertos en construcción coinciden que la clave para que un edificio permanezca firme e inamovible es que tenga un buen fundamento. Ellos afirman que con una buena base se puede edificar arriba algo seguro y confiable. Con el proceso de la siembra y cosecha sucede algo similar. Si la raíz o base es buena, también lo serán los frutos. Con la vida cristiana, paradójicamente, no sucede lo mismo a pesar de que algunos lo crean. En la vida cristiana yo puedo tener el mejor fundamento, que es Cristo, pero si no cuido mi salvación con temor y temblor lo que edifique arriba posteriormente (el fruto) puede contradecir el santo fundamento. En la vida cristiana no basta con tener una buena raíz, también debo continuar con la misma calidad de la raíz para edificar algo que traiga gloria al nombre del Señor.
¿Qué está usted edificando sobre el fundamento de su vida?

CONFESION DE FE:
EDIFICO MI VIDA CON CALIDAD ESPIRITUAL, COMO ES MI RAIZ (CRISTO)
ORACION:
Dios mío, ayúdame a vivir y a sobreedificar en mi vida de acuerdo a la clase de raíz o fundamento que tengo (el Señor). Amén.

Busquemos y hablemos la verdad

“El rey de Israel respondió a Josafat: Aún hay aquí un hombre por el cual podemos preguntar a Jehová; mas yo le aborrezco, porque nunca me profetiza cosa buena, sino siempre mal. Este es Micaías hijo de Imla. Y respondió Josafat: No hable así el rey”.
2 Crónicas 18.7

Uno de los desafíos de este tiempo es buscar y hablar la verdad, más allá de que esta sea como nosotros quisiéramos que fuera.
En el versículo vemos que el rey no quiere consultar al profeta de Dios porque, por lo general, no le decía lo que él quería oír.
Frente a esta actitud, prefirió oír a otros cuatrocientos profetas paganos, porque ellos sí le decían lo que él quería escuchar.
Este es el síndrome de muchas personas que oyen nada más a aquellos que les dicen las cosas que a ellos les gusta oír, y por eso les va tan mal en la vida.
A la hora de tomar decisiones busca revelación de parte de Dios, más allá de que esta sea como tu querías que fuera, y rodeate de gente que te diga la verdad, más allá de que no te guste escucharla.
También necesitamos hablar la verdad, más allá de que nos quieran tentar a estar en sintonía con lo que dice el resto, como vemos también en este pasaje. Sin embargo, al final, el profeta tuvo la valentía de declarar lo que venía de parte del Señor, y no lo que el rey quería oír.

En este tiempo, más que nunca, debemos declarar el pecado y las cosas que no le agradan a Dios, más allá de que a los que reciban la palabra no les guste oírla.
Del mismo modo, frente a una consulta, debemos ser sinceros en nuestra opinión y, lejos de agradar al que nos consulta, debemos hablar la verdad como corresponde.
Que en este tiempo verdaderamente busquemos la verdad de parte de Dios para nuestra vida y que también podamos hablar la verdad a los demás, conforme lo que el Señor quiere para ellos.
Yo bendigo tu vida con valentía tanto para escuchar como para hablar la verdad, y de esta forma puedas ser bendecido y también ser de bendición a los demás. 

¿Quién es el hombre fuerte? ¿Podemos atar al hombre fuerte?
Revisemos el texto bíblico donde Jesús habla del hombre fuerte, y dejémos que la Palabra del Señor nos diga a qué se refería Cristo con esa declaración.
“Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios. Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa” (Mt. 12:28-29).
Para interpretar correctamente este pasaje, conforme al Espíritu Santo, es necesario mirar el contexto. Al comienzo del capítulo 12, Mateo muestra la confrontación constante entre Jesús y los fariseos. Estos falsos religiosos buscaban toda oportunidad para rechazar a Jesús. Aunque ellos estaban viendo los milagros de Cristo, los cuales confirmaban que él era el Mesías esperado, no obstante, ellos prefirieron no ver lo que estaban viendo, y rechazaron de manera consciente al Salvador.
Los fariseos se preocuparon mucho cuando vieron que sus hermanos, los judíos, estaban empezando a preguntarse si Jesús sería verdaderamente el Mesías, el Hijo de Dios: “Entonces fue traído a él un endemoniado, ciego y mudo; y le sanó, de tal manera que el ciego y mudo veía y hablaba. Y toda la genta estaba atónita, y decía: ¿Será éste aquel Hijo de David? (v. 22-23).
Ellos no querían creer que este humilde carpintero de Nazaret fuese el Hijo de David, por eso, prefirieron creer que Jesús echaba fuera los demonios, y daba salud a las personas, por el poder del diablo: “Más los fariseos, al oírlo, decían: Este no echa fuera los demonios sino por Beelzebú, príncipe de los demonios” (v. 24). Los fariseos consideraban que Jesús mismo era Beelzebú, que él mismo era el diablo: “El carácter completamente vergonzoso de la acusación se hace más claro por el hecho de que considera a Beelzebul no como un espíritu malo que ejerce influencia siniestra sobre Jesús desde afuera; no, se considera como que Satanás está en el alma de Jesús. Se dice que éste tiene un espíritu inmundo (Mr. 3:30; cf. Jn. 8:48); que en realidad él mismo era Beelzebul (Mt. 10:25).”[1]
Jesús responde a la incredulidad de los fariseos mostrándoles lo absurda, contradictoria, imperdonable y perversa acusación: “Sabiendo Jesús los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad y casa divida contra sí misma, no permanecerá. Y si Satanás echa fuera a Satanás, contra sí mismo está dividido; ¿cómo, pues, permanecerá su reino? (v. 25-26). Si él fuera Satanás entonces sería un tonto, pues, está haciendo daño a su propio reino.
Luego, Jesús pone en un dilema a los fariseos al preguntarles: “si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿por quién los echan vuestros hijos? Por tanto, ellos serán vuestros jueces” (v. 27). Si los fariseos respondían que sus hijos echaban fueran los demonios (habían exorcistas entre los judíos) por Beelzebú, entonces ellos mismos se daban una puñalada al desprestigiar a sus propios maestros; pero si decían que lo hacían por el poder de Dios, entonces, ellos vindicaban a Jesús, quien también echaba fuera los demonios.
Ahora, indudablemente los fariseos creían que sus maestros echaban fuera los demonios por el poder de Dios, y les tocaba reconocer que Jesús también lo hacía por el mismo poder. De manera que Jesús les dice que vean lo que deben ver: “Pero si yo por el dedo de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios” (v. 28).
El reino de Dios, o el reino de los cielos, es la manifestación gloriosa de la Gracia divina que hace débil a Satanás y su reino de rebeldía, de manera que muchos pueden ser alcanzados por el poder de Dios para librarlos de las garras de este destructor enemigo. Con Jesús vino el reino de Dios a la tierra y, desde ese momento, la fortaleza de Satanás ha sido vulnerada y el evangelio puede llegar a muchas personas que eran esclavas del diablo: “Y volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. Y (Jesús) les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo” (Lc. 10:17-18). El reino de Dios, que es Cristo mismo, trae liberación al pecador que cree en él.
Pero para que el evangelio o reino de Dios traiga liberación al pecador, primero es necesario que el opresor, el hombre, fuerte, aquel que mantenía en esclavitud a la humanidad sea atado o amarrado. “Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa (v. 29). Satanás vino para hurtar, matar y destruir (Jn. 10:10), él tenía bajo su poder alienador al género humano caído (2 Cor. 4:4). La mayor parte del mundo conocido estaba bajo el poder del paganismo, la idolatría y el ocultismo. Satanás tenía bajo opresión a casi todas las naciones.
Para que el evangelio salvador pudiera llegar a cada una de estas naciones y pueblos esclavizados por el poder del maligno, el hombre fuerte, era necesario que un hombre más fuerte viniera y lo atara. Ahora, nos debemos preguntar: ¿Quién es el hombre más fuerte que puede atar al hombre fuerte? CRISTO y sólo Cristo. Lucas, en su evangelio, narrando el mismo acontecimiento, da más claridad sobre esto: “Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee. Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín” (Lc. 11:21-22).
Satanás es el hombre fuerte, que tenía un reinado en este mundo de pecado y gobernaba sobre los suyos con tranquilidad, pero cuando vino Cristo, el hombre más fuerte (porque es su creador), entonces ató al hombre fuerte, golpeó severamente sus fortalezas y abrió el camino para que su ejército (los cristianos) entráramos en los campos del diablo (la gente inconversa) y saquearemos esas almas, trayéndolas a la luz del Evangelio liberador.
Sólo Jesús podía atar a Satanás, pues, ninguno de nosotros es más fuerte, ni siquiera igual de fuerte que Satanás. Jesús, con su venida la tierra, su obra, su muerte y resurrección, cumplió la profecía que Dios hizo en Génesis: “ésta (Jesús) te herirá en la cabeza, y tú (Satanás) le herirás en el calcañar” (Gen. 3:15). Jesús hirió la cabeza de la serpiente, y ahora los cristianos podemos entrar a la casa del hombre fuerte para arrebatar las almas que tenían cautivas.
Jesús no nos mandó a atar al hombre fuerte, porque ya está atado. Ahora podemos llevar el evangelio a todo lugar y creerán en él los que Dios haya predestinado para salvación.
La práctica de subir a un lugar alto para “atar” a los gobernantes espirituales no es bíblica, es una invención de este siglo y está relacionado con el ocultismo. La práctica de dar siete vueltas alrededor de las ciudades con el fin de derribar los muros de incredulidad o echar fuera las potestades demoníacas no es bíblica; insisto, se parece más a la brujería que al cristianismo.
No se trata de una declaración temeraria o emotiva, no, la Biblia en ningún lugar enseña, ni por ejemplo ni por precepto, que las iglesias se suban a lugares altos a atar potestates, no necesitamos hacer eso porque JESÚS, el hombre MÁS FUERTE, ya ató a Satanás. Lo único que tenemos que hacer los creyentes es orar para que la Palabra de Dios impacte los corazones. Cuando el apóstol Pablo se dirigía a llevar al evangelio a zonas atestadas por el paganismo, la idolatría y el ocultismo, él no le pidió a los creyentes que oraran para reprender o atar a Satanás, sino para que “la palabra del Señor corra y sea glorificada” (2 Tes. 3:1).
Cuando los apóstoles empezaron a sufrir la persecución de los judíos (algunos de los apóstoles habían sido llevados a la cárcel) y esto estaba obstaculizando la evangelización de Judea, ellos no se subieron a las colinas más altas a atar a Satanás, sino que oraron al Dios Soberano de la siguiente manera: “Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay… ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús” (Hch. 4:24, 29-30). ¿Saben? Jesús había dicho, a través de Juan, que Satanás era quien iba a echar a los creyentes a la cárcel: “No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí el diablo echará a alguno de vosotros en la cárcel” (Ap. 2:10). Pero los apóstoles, aunque sabían que Satanás estaba detrás de esto, no empezaron a reprenderlo, ¿Por qué? Porque esta no es la misión de la iglesia, pues, Cristo ya lo hizo. Él lo derrotó, él lo ató y ahora nosotros tenemos la responsabilidad de llevar el evangelio a todos los lugares, a todas las naciones, y todos los que Dios quiera salvar se convertirán, no importan si son idólatras, brujos, hechiceros o lo que sean, el PODER DE DIOS en Cristo Jesús los liberará de las garras del maligno y ellos podrán creer en Cristo. 
Algunas personas se confunden cuando encuentran que Cristo les dice a los discípulos: "He aquí, os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará" (Lc. 10:19). Llegan a la conclusión de que el Señor nos autorizó a hacer guerra espiritual atando a los espíritus, pero eso no es lo que quiere decir el pasaje. Para entender su significado tenemos que ver cómo lo aplicaron los apóstoles: Ellos fueron por todos los lugares predicando el evangelio de salvación, sanando a los enfermos y llevando liberación a los cautivos del diablo mediante el poder de la palabra predicada. El libro de Apocalipsis es muy claro en decirnos la forma cómo los cristianos hollamos, pisoteamos y derrotamos cada día a Satanás: "Y ellos le han vencido por medio de la sangre del cordero y de la Palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte" (Ap. 12:11). Los cristianos vencemos a Satanás cada día por medio del vivir en santidad, de negarnos a nosotros mismos con el fin de vivir para Cristo, de ser limpiados con la sangre de Cristo y proclamar el evangelio.

Pasado

ISAIAS 43:18: “No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas.”
Al hablar con muchas personas acerca de su vida, gran cantidad de ellos afirman que “todo tiempo pasado fue mejor” y viven su presente en forma miserable y sin expectativas de un futuro mejor.
No es nada malo tener buenos recuerdos del pasado, pero el pasado ya no puede volver. El “túnel del tiempo” fue un invento de la ficción pero no de la realidad.
Cada día tenemos la oportunidad de escribir una página nueva de nuestras vidas, y si bien uno pudo obtener experiencias del pasado (buenas o malas) cada día tiene su propia historia.
Vivir atados al pasado nos inutilizará para el presente y nos frustrará para el futuro.
Nunca olvide que con Dios lo que viene puede ser mejor que lo anterior. Para la estéril Ana su futuro fue mejor pues dió a luz un bello hijo con el favor de Dios; en las bodas de Caná de Galilea el Señor dejó el mejor vino para el final.
Como cristianos podemos ver el futuro diferente de lo que fue nuestro pasado. Incluso aunque nuestro pasado haya sido bueno, el Poder de Dios aún puede hacer que nuestro futuro sea todavía más exitoso y pleno. Recuerde el pasaje de este día y camine hacia adelante en el Nombre del Señor.

CONFESION DE FE:
DECIDO VIVIR MIRANDO MI PRESENTE Y FUTURO CONFIANDO EN DIOS
ORACION:
¡Señor, ayer ya pasó y te necesito hoy más que nunca!

Cumplir

ECLESIASTES 5:4: “Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes.“
Muchas son las veces que prometemos algo y no lo cumplimos. Prometemos amar más a nuestro cónyuge y no lo hacemos; prometemos devolver un dinero que nos prestaron y no lo hacemos; prometemos dejar un vicio y seguimos con él, y hasta en nuestra relación con Dios hacemos una y mil veces promesas que luego no las cumplimos. El pasaje de hoy es bien claro y dice que no tomemos el hacer promesas como si fuera un juego.
Si hacemos una promesa a Dios debemos cumplirla para poder agradarle y ser bendecidos.
Muchos en su enfermedad le prometen a Dios que si los sana le seguirán todos los días de su vida. Dios les sana y ellos luego no cumplen su palabra; otros prometen dedicarle más horas al servicio a Dios o dar una ofrenda especial, si Él les provee un aumento de sueldo y/o una mejor posición laboral. Dios responde y ellos no cumplen lo que prometieron.
Usted sabe muy bien cual ha sido la promesa que le ha hecho a Dios hace ya bastante tiempo y todavía no la ha cumplido. Todavía tiene tiempo para cumplir lo que prometió. Dios ha sido fiel con usted al proveerle lo que le pidió. Ahora es tiempo que usted sea fiel para con el Señor cumpliendo su parte. ¡Empiece hoy mismo a cumplir lo que le ha prometido a Dios!

CONFESION DE FE:
HOY EMPIEZO A CUMPLIR LO QUE LE HE PROMETIDO AL SEÑOR TIEMPO ATRÁS.
ORACION:
Señor, sé que tú no puedes ser burlado por nadie y es por eso que te pido perdón por prometerte algo que no he cumplido todavía. Tu fuiste fiel al darme lo que te he pedido, así que ha partir de este momento decido empezar a cumplir mi promesa contigo. Amén.

Principio

JOB 8:7: “Y aunque tu principio haya sido pequeño, Tu postrer estado será muy grande.”
Con Dios lo que estamos viviendo al momento no es definitivo, especialmente si lo que estamos atravesando son tiempos donde todo pareciera salir mal.
Vivir en medio de una sociedad triunfalista, donde el éxito es la meta y la señal de los triunfadores, sin alcanzar esos parámetros origina una verdadera frustración.
Debemos reconocer que el éxito nos atrae y nos hace creer que si lo alcanzamos seremos felices.
Por cierto existen ciertos beneficios por alcanzar el éxito, pero como cristianos debemos aprender a vivir fieles en todo tiempo.
Éxito sin tener a Dios primero en nuestras vidas, se transforma en una maldición.
Es por eso que el pasaje de hoy nos dice que los tiempos de principios generalmente son pequeños, donde cuesta mucho avanzar, donde las luchas y dificultades arrecian, donde vivimos bajo la sombra del posible fracaso y crece el deseo de volver hacia atrás.
Necesitamos aprender a vivir en los tiempos de las pequeñeces o tiempos donde lo ideal es cambiado por lo real.
Lo bueno de atravesar los tiempos de pequeñeces es que son el paso previo para ser exaltados por Dios. El Dios que dice “aunque tu principio haya sido pequeño” es el mismo que hará que tu “postrer estado sea muy grande”. Asi como no se puede construir un décimo piso sin edificar primero los anteriores, no se puede llegar al estado muy grande a menos que aprendamos a caminar en fidelidad hacia Dios en medio de los tiempos pequeños.
Quite de su vida toda sensación de frustración, y gócese en el Señor porque para llegar a ser grande primero debemos ser pequeños. Esa es una ley natural y espiritual.

CONFESION DE FE:
VIVO CON FE MI PRESENTE PEQUEÑO CONFIANDO EN LA BONDAD DEL SEÑOR.
ORACION:
Señor quita de mi toda sensación de frustración y tristeza por mi presente pequeño. Dame la gracia de atravear la etapas que tú quieres que atraviese para ver las cosas grandes que tu tienes reservado para mi. ¡Gracias Dios mio!

Debilidad

ROMANOS 8:26: Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.
Una de las herramientas más importantes para el cristiano es la oración, y precisamente en esa área es donde más nos cuesta vencer. Decidimos orar con regularidad, apartándonos en algún lugar privado, cuando de repente nos damos cuenta que no sabemos que decir. ¿Nunca le pasó que no sabe cómo empezar o, si lo ha hecho, no sabe más que decir? Esto por cierto origina un sentido de frustración, que hace que nos rindamos y decidamos no ser personas triunfadoras en la oración.
Muchos de nosotros pensamos que la oración depende exclusivamente del esfuerzo del cristiano, cuando en realidad vemos que contamos con alguien que nos quiere ayudar: El Espíritu Santo.
El pasaje de hoy nos enseña que el Espíritu de Dios quiere ayudarnos en nuestra debilidad, cualquiera sea. Si nuestra debilidad es la oración ¡Tenga por seguro que el Espíritu Santo se hará presente para ayudarnos a glorificar a Dios!. Usted cuando ora no está solo, sino que junto a usted está Aquél que es intercesor por excelencia: El Espíritu Santo.
La vida cristiana no es auto-suficiente sino totalmente dependiente del Poder de Dios. En su próximo encuentro íntimo con Dios, en oración, no se olvide de invitar al Espíritu Santo a que le ayude a tener un encuentro glorioso de oración y renovación espiritual.

CONFESION DE FE:
EL ESPIRITU SANTO ME AYUDA A ORAR EFICAZMENTE
ORACION:
Señor, gracias por mostrarme en tu Palabra que el Espíritu Santo está dispuesto a ayudarme en mi debilidad al orar. Recuerdame, oh Jesús, cada vez que voy a empezar a orar, a que le pida a tu Santo Espíritu que sea mi invitado de honor. Amén.

Reverencia

Salmos 111:10: El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos; Su loor permanece para siempre.
Existen personas que en vez de vivir bajo la Gracia de Dios viven con un constante miedo hacia Dios. Una cosa es tener temor de Dios y otra distinta es tenerle miedo.
La fría religión legalista ha enseñado el concepto de tenerle miedo o pavor a Dios, cuando en realidad la Biblia enseña otra cosa para la vida cristiana.
El pasaje de hoy dice que el principio de la sabiduría es el temor de Jehová. La Palabra “temor” en este contexto debe ser traducida como reverencia. El temor de Dios viene a nuestras vidas como producto de estar sometidos a El, de admirarlo por Quien él es y por expresarle una continua adoración y fiel obediencia.
Esto significa reverenciar a Dios, que es el consejo del pasaje de hoy. En el hebreo (idioma en el que se escribió el Antiguo Testamento) la palabra “principio” significa “la mejor parte”. Es decir, entonces, que la mejor parte para conocer a Dios es aprender a reverenciarlo como el Rey de Reyes y Señor de Señores. ¿Es usted una persona reverente hacia Dios?

CONFESION DE FE:
DECIDO REVERENCIAR A DIOS PORQUE EL ES DIGNO DE TODO HONOR
ORACION:
Señor, como hijo tuyo no puedo sentir temor condenatorio, pues la sangre de Cristo me ha limpiado de todos mis pecados y me ha hecho parte de tu familia. Desarrolla en mí ese temor reverente, para poder vivir cada día con mayor fidelidad hacia tí. ¡Gracias Señor!

Palabras

JUAN 6:63: “El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.”
La Biblia es mucho más que un libro que habla sobre religión. Muchos al tener en sus manos un ejemplar de la Palabra de Dios piensan que lo que tienen es solamente un libro que habla acerca de Dios. La Biblia ha sido recopilada en páginas para que podamos leerla aprenderla y enseñarla, pero su efecto es mucho más poderoso. Una novela puede entretenerme, pero la Palabra de Dios es creativa, formativa y disciplinaria que transforma las vidas para mejor.
El pasaje de hoy nos dice que las palabras del Señor son espíritu y son vida. Hay algo poderoso que le sucede a todo aquel que con fe recorre sus páginas y practica lo leído.
Es probable que alguien enfermo, mientras lee o confiesa las promesas bíblicas, pueda ser sanado por Dios; es probable que alguien, con problemas económicos, sea enriquecido; es probable que alguien pesimista se transforme en una persona llena de fe y esperanza. ¡La Palabra de Dios tiene poder por la presencia del Espíritu Santo!.
Debemos cada día leer y meditar en los consejos bíblicos si queremos ver el obrar de Dios en nuestras vidas. Debemos ir a la Palabra de Dios con expectativas de ser bendecidos. Recuerde que todo lo que vemos fue creado por la Palabra de Dios (Lea Génesis 1). La Palabra creativa espiritual dio origen a lo natural.
Si usted en este día empieza a ver la Palabra de Dios mucho más que un libro, algo nuevo de parte de Dios puede operar en su vida.

CONFESION DE FE:
LA PALABRA DE DIOS ES ESPIRITU, VIDA Y TIENE PODER CREATIVO.
ORACION:
Abre mis ojos en este día para darme cuenta de la necesidad que debo tener de leer, meditar y estudiar tú Palabra la Biblia. ¡Tú palabra tiene poder, oh Dios!

EL

ISAIAS 33:22: “Porque Jehová es nuestro juez, Jehová es nuestro legislador, Jehová es nuestro Rey; él mismo nos salvará.”
Hoy se habla mucho de justicia pero en realidad poco se la práctica. Se hacen esfuerzos increíbles para hacer justicia en las cortes, pero muchas veces se dictan sentencias que perjudican más a la gente inocente que al verdadero culpable.
Usted se encuentra en este momento atravesando un tiempo de calumnias, detracciones, y problemas judiciales. Usted sabe que su causa es justa, pero pareciera que aquellos que tienen mayor influencia tuercen la justicia para su lado. Usted está siendo víctima de la injusticia.
Los cristianos no estamos exentos de problemas, pero sabemos que en medio de cualquier problema tenemos de nuestro lado al Señor.
El pasaje de este día quiere recordarle a usted, que se ve a punto de perder su causa (aunque usted bien sabe que es inocente), que el Señor se levantará aún sobre las autoridades humanas para hacer Su voluntad y declarar justicia.
Si usted es un fiel cristiano Dios es su Juez, no el hombre que trabaja en la corte; el Señor es su legislador, no el político que la gente ha votado; el Señor es su Rey, y es por eso que El promete salvarlo.
¡Su caso no está todavía perdido! ¡Decida confiar en el Juez de toda la tierra y su justicia se derramará en su caso! ¡Siempre la última palabra la tiene nuestro Gran Señor!

CONFESION DE FE:
DIOS ES MI JUEZ, MI LEGISLADOR Y MI REY SOBERANO
ORACION:
¡Encárgate de mi juicio en la corte Señor, y glorifica tu nombre! ¡Que tú gloria brille en mí y pueda ver tu salvación! ¡Gracias por tú ayuda Dios mío!

ALIENTO

Salmos 23:4: Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
La figura del pastor con sus ovejas es una imagen que se repite una y otra vez en la Biblia para mostrarnos la relación existente entre el Señor y nosotros, sus hijos.
El pasaje de este día menciona dos herramientas que todo pastor debe utilizar: La vara y el cayado.
Muchas veces pensamos que éstas herramientas son utilizadas para pegar y lastimar a las ovejas rebeldes, cuando en realidad vemos que el pasaje dice que tanto la vara como el cayado infunden aliento. La obra poderosa de Dios en nuestras vidas es entre otras cosas infundirnos aliento, en los momentos difíciles, para no bajar los brazos y seguir adelante en la carrera de la vida.
Existen personas, aún cristianas, que ven a Dios como un ser malvado y castigador. El castigo es para los impios, pero no para los hijos de Dios. Las ovejas (o hijos de Dios) pueden ser disciplinados, pero siempre con la intención de dar corrección y aliento pero nunca destruir.
Quizás usted haya pensado este último tiempo que Dios quiere castigarle. Si usted es un hijo o hija de Dios, no vive bajo condenación sino bajo bendición (Romanos 8:1). El hecho de vivir bajo la bendición de Dios, implicar recibir Su disciplina formativa, para hacer de usted una mejor oveja que viva cada día con el Aliento del cielo.
Dios le ama mucho más de lo que usted se imagina, por eso preste mucha atención a lo dicho hoy día para que pueda cambiar su perspectiva natural y ver la perspectiva sobrenatural de nuestro Gran Señor. ¡El Señor, que es su pastor, le ama y le infunde aliento para vivir!

CONFESION DE FE:
EL SEÑOR ES MI PASTOR Y ME DA ALIENTO PARA VIVIR
ORACION:
Limpia la imagen distorsionada que tengo de tí Señor. Perdóname por verte como alguien malo y destructor, cuando tu eres en realidad un Dios de amor para con sus hijos. Yo soy tu hijo y soy amado por ti. Gracias por infundirme aliento de vida para seguir adelante. Amén.

CONFIAR

ISAIAS 26:4: “Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.”
La inestabilidad es contraproducente para todo aquel que desea alcanzar un logro o una meta específica.
Muchas veces hemos empezado un estudio o una carrera con ímpetu para luego, meses después, abandonarlos; hemos decidido empezar a cambiar ciertos hábitos o vicios para un tiempo después volver al mismo rumbo.
En las cosas espirituales la inestabilidad también puede manifestarse, especialmente en nuestra confianza en Dios.
Nos hemos propuesto una y otra vez confiar verdaderamente en el Señor, pero pareciera que las presiones y las luchas cotidianas fueran más fuertes que nuestra fe.
El pasaje de hoy nos habla de que debemos confiar perpetuamente en el Señor.
Cuando aprendamos a doblegar nuestra inestabilidad espiritual, nuestra confianza en Dios se acrecentará y la fortaleza del cielo vendrá a nuestras vidas.
Existe una relación directa entre confiar en el Señor y recibir su fortaleza eterna.
Como cristianos tenemos este real privilegio que no podemos dejar, a menos que queramos vivir derrotados. Dios nos ha llamado a vivir en victoria cada día caminando confiadamente con Su poderosa fortaleza.

CONFESION DE FE:
MI CONFIANZA ESTA PUESTA TOTALMENTE EN EL SEÑOR
ORACION:
Dame estabilidad oh Dios, para confiar perpetuamente en ti y recibir tu fortaleza eterna. ¡La necesito Señor!

DEJAR

ISAIAS 1:28: Pero los rebeldes y pecadores a una serán quebrantados, y los que dejan a Jehová serán consumidos.
Ya sea al leer las Sagradas Escrituras o al analizar la vida de ciertas personas, nunca vemos que los que se rebelan, y apartan de Dios, lleguen a un buen final en la vida.
La Biblia es clara y contundente con esto: El que sigue al Señor con fidelidad todos los días de su vida, llega a buen destino.
Muchas veces hasta envidiamos la vida de aquellos que no siguen a Cristo! Pareciera que a ellos todo les va bien, pues nunca son probados por nada ni atacados por el diablo. ¡Cuidado con esta errónea manera de pensar!
A simple vista puede parecerlo, pero en este día el Espíritu Santo quiere recordarle que aunque a usted le parezca que los rebeldes, pecadores, fueran felices y les saliera todo bien, la Palabra de Dios dice todo lo contrario pues no hay cosa mejor en la vida que caminar tomados de la mano del Señor.
En este último tiempo por su cabeza ha estado pasando la idea de apartarse del Camino del Señor. Por favor, no tome decisiones que luego puedan costarle muy caro.
Lea atentamente el pasaje de este día, y deje que la luz de Dios le muestre la realidad de que los que son fieles a Dios llegan siempre a buen puerto, aunque tengan luchas y trabas en el camino. ¡Vale la pena ser fiel a Dios!

CONFESION DE FE:
RENUNCIO A DEJAR AL SEÑOR Y ME AFERRO A EL DE TODO CORAZON
ORACION:
Tu fidelidad es tan grande Señor, que me hace ver mi infidelidad para contigo. Perdóname por pensar en abandonarte ¿Adónde iría sin tí?, sería como una persona muerta en vida sin rumbo y sin sentido. Guarda mis caminos, Señor Jesús, para que nunca me aparte de tí. Amén.

ENOJO

PROVERBIOS 14:17: El que fácilmente se enoja hará locuras; Y el hombre perverso será aborrecido.
El cristiano tiene toda la ayuda del Señor para corregir y mejorar su propio carácter. La Biblia habla del fruto del Espíritu Santo como una figura ejemplificadora de lo que debe crecer y desarrollarse en nuestra vida. En la medida que el carácter de Cristo se haga más real, y nuestro propio carácter mengue, veremos un marcado crecimiento espiritual y un mejor trato hacia los demás.
Hay personas que se enojan fácilmente por cualquier cosa trivial, y en su descontrol dicen y hacen cosas que luego se arrepienten.
El pasaje de este día nos da un consejo sabio, que es tratar de no enojarnos con facilidad pues podemos cometer locuras.
Usted debe aprender a conocerse a sí mismo y saber cuáles son sus puntos débiles. Un carácter débil y fácil de enojar no conduce a nada productivo en la vida, sino a problemas y conflictos en nuestras relaciones interpersonales. Pidamos en este día ayuda al Señor para que dejemos de ser personas impulsivas, y seamos transformadas en personas reflexivas que controlan su enojo y evitan males mayores.

CONFESION DE FE:
EL SEÑOR MODELA MI CARACTER Y ME AYUDA A NO ENOJARME CON FACILIDAD
ORACION:
Señor, mis impulsos muchas veces contristan al caracter de tu Espíritu Santo y me hacen entrar en problemas. Te pido en este día que me controles y me enseñes a ser una persona que no se enoje con facilidad. Amén.

BIENES

“Los que confían en sus bienes, Y de la muchedumbre de sus riquezas se jactan, Ninguno de ellos podrá en manera alguna redimir al hermano, Ni dar a Dios su rescate”
Las riquezas producen en la gente una sensación de seguridad y omnipotencia. Existe un pensamiento general que dice que “todo se consigue con dinero”. Eso puede ser cierto para lo material, pero no aplica para las cosas espirituales. Uno puede comprar remedios, pero no la sanidad; puede comprar comida, pero no el buen apetito; puede comprar una mujer de la calle, pero no el verdadero amor matrimonial; puede comprar un rato de alegría, pero no la felicidad; puede comprar un sedante, pero no la paz verdadera en el corazón.

No es pecado tener bienes y riquezas, el problema radica en amar al dinero por sobre todo lo demás. Cuando tenemos a Dios en nuestro corazón podemos disfrutar los bienes y las riquezas que el Señor nos ha dado. ¡Recuérdelo siempre las bendiciones del cielo no añaden tristeza!!!

CONFESION DE FE:
MI CONFIANZA ESTA PUESTA EN EL SEÑOR, AQUEL QUE ME PROVEE TODO LO QUE NECESITO ECONOMICAMENTE
ORACION:
Señor dame el equilibrio necesario para ponerte a ti en el centro de mi vida. Guarda mi corazón para no correr detrás de las riquezas y el dinero. Amén.

DINERO

1 TIMOTEO 6:10: “porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.”
La propuesta de nuestra sociedad está basada en que valemos, como personas, por las posesiones y dinero que tengamos acumulados.
Esta loca carrera en busca de la “tranquilidad económica” ha llevado a muchos a la misma muerte. Por supuesto, no tiene nada de malo estudiar y trabajar para tener un mejor trabajo, ganar un ascenso o tener un negocio exitoso. El problema radica en amar al dinero. Cuando alguien empieza a amar al dinero, es capaz de hacer cualquier cosa para conseguirlo. 
La Biblia es clara en cuanto al dinero. Ella no promueve la pobreza para ser un buen cristiano, pero advierte del peligro que viene con la riqueza.
Cuando alguien tiene recursos económicos puede hacer lo que le plazca, pues el dinero compra todo. Esto hace que la gente se sienta como si fuera “Dios”, capaz de hacerlo todo.
Muchas personas han llegado a la “cumbre”, según los parámetros de la sociedad, a nivel económico y son personas infelices y frustradas.
Como cristianos no podemos permitir que el dinero maneje nuestra vida. Dios ha diseñado la bendición económica como un medio, para que el creyente en Cristo pueda honrar y glorificar al Señor. Cualquier cosa que no glorifique a Dios, siempre comienza a pervertirse y nos quita la bendición del cielo. ¡Tenga cuidado con amar al dinero!

CONFESION DE FE:
UTILIZO EL DINERO COMO UN MEDIO PARA GLORIFICAR AL SEÑOR, Y COLABORAR EN LA EXTENSION DE SU OBRA AQUÍ EN LA TIERRA
ORACION:
Señor tu sabes que me gusta vivir bien, que deseo progresar, tener posesiones y dinero. Te pido que me guardes de aquellas cosas que me puedan dominar. Guarda mi corazón para que pueda amarte, primero y principalmente, sólo a ti. Amén

FRUTO

ISAIAS 54:1: “Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová.”
En el contexto hebreo la esterilidad era vista como una maldición. La cantidad de hijos que un matrimonio tenía demostraba la bendición y el favor de Dios.
La esterilidad no sólo puede afectar la procreación y la fertilidad sino muchas otras áreas también. Existen tiempos de infertilidad o esterilidad en los negocios cuando las cosas no se dan como uno había planeado; cuando nuestra vida económica no marca un progreso continuo; cuando el tiempo pasa y seguimos solteros sin encontrar al amor de la vida. Existen muchas y diferentes clases de esterilidades.
Lo importante del pasaje de este día no es el enfatizar la esterilidad, sino en el poder que Dios tiene para cambiarla en fertilidad y bendición. Es por eso el pasaje dice que la estéril cante y grite de alegría: ¡Porque nuestro Dios es el Único que puede hacer que demos fruto en abundancia y hacer que nuestra esterilidad se termine.
Sentirse una persona estéril origina en nosotros un espíritu de derrota y frustración, pero que maravilloso es saber que nuestro Dios es El especialista en cambiar los desiertos en manantiales de agua y la esterilidad en fertilidad y productividad. 
¡En este momento, entréguese por completo en las manos de Dios y cambie su lamento en canción; grite de emoción que su esterilidad se termina y llega la bendición del Señor!

CONFESION DE FE:
EL SEÑOR CAMBIA MI ESTERILIDAD EN FERTILIDAD
ORACION:
Señor, te entrego toda esta frustración que me rodea debido a mi esterilidad en esta área especial de mi vida. Decido en este día empezar a alabarte, por fe, sabiendo que tú y solo tú cambias mi situación. ¡Te bendigo Señor por tu obrar en mi vida!.

RECREAR

ISAIAS 56:7: “yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.”
El tiempo de la oración para muchos es un poco aburrido y monótono, sin embargo la Biblia habla otra cosa, pues dice que cuando nosotros vamos a la presencia de Dios, el santo monte del Señor, allí no hay aburrimiento sino recreación. ¿Puede creer que Dios quiere que usted se divierta y recree en su tiempo de oración?
El diablo nos ha hecho creer que orar es pérdida de tiempo y que podemos “ganar tiempo” haciendo otras cosas.
La Biblia dice que en la presencia de Dios hay plenitud de gozo y alegría, no aburrimiento. Al buscar a Dios en oración podemos verle cara a cara y experimentar su presencia inefable, que llena nuestra vida con amor, paz, armonía y gozo.
Busque a Dios como nunca antes en oración, y vendrá de su hermosa presencia la recreación del Espíritu Santo.

CONFESION DE FE:
ME RECREO EN LA ORACION POR EL PODER DEL ESPIRITU SANTO
ORACION:
Rechazo en este momento de mi vida, todo pensamiento de las tinieblas que me dice que orar es aburrido y monótono. Te pido que cambies los aires espirituales de mi tiempo de oración, para recrearme en ti. Amén.

Todopoderoso

GENESIS 17:1: “Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto.”
Para Abraham el paso del tiempo se constituyó en una prueba muy dura de aprobar.
Había recibido, varios años atrás, promesas de parte de Dios y que tendría un hijo y sería padre de multitudes, pero el tiempo había pasado y nada sucedía. Su cuerpo ya estaba viejo, el de su esposa también. Seguramente la burla de los que les rodeaban y sus propios pensamientos, harían de su vida una carga pesada, a menos que Él se sostuviera con fe creyendo en el Señor.
La Biblia nos enseña que Abraham creyó con firmeza y no dudó a pesar de semejante demora en la respuesta.
En medio de esas circunstancias difíciles, Dios se le reveló como el Dios Todopoderoso (El-Shaddai).
Es probable que usted se encuentre en una situación similar, o peor que la de Abraham, rodeado solo de imposibilidad.
Es por eso que Dios quiere revelarse a su vida como el Dios Todopoderoso, como Aquél que tiene todo poder para cumplir en su vida todo lo que le ha prometido.
Dios es poderosamente fiel y su perfecto plan se cumplirá en su vida, aunque a la fecha nada pueda verse en el horizonte.
Para experimentar el poder del Todopoderoso que reina en el cielo hace falta un milagro aquí en la tierra, y para que eso suceda es necesario que alguien le crea al Señor.
Si usted hoy se anima a creerle al Señor, hay buenas noticias: El Dios Todopoderoso reina en el cielo y también gobierna sobre toda la tierra. ¡El tiene todo el poder de proveerle a usted la bendición que tanto anhela! ¡Vale la pena, hoy más que nunca, aferrarse del Dios Todopoderoso creyendo totalmente que Él nunca llega tarde!

CONFESION DE FE:
¡MI DIOS ES TODOPODEROSO Y EN CUALQUIER MOMENTO OBRARA EN MI VIDA UN MILAGRO!
ORACION:
Señor, el tiempo va pasando y nada sucede. Todo a mí alrededor parece derrumbarse y aun mi mente me dice que nunca sucederá nada. Pero en este momento, con una actitud de fe y obediencia a ti, me levanto en el Nombre de Jesús, desecho toda incredulidad y te alabo porque eres totalmente poderoso para bendecidme en mi situación personal. ¡Gracias porque siempre llegas a tiempo!

Accion

ESTER 4:14: Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?
En el lenguaje popular existe una frase muy conocida por todos, utilizada generalmente en situaciones complicadas: “¡No te metas!” Existen situaciones en la vida donde no debemos meternos para dar opiniones e intentar traer un manto de solución a los problemas, pues puede derivar en consecuencias peores pero sí existen situaciones en las cuales nuestra intervención será vital para la posterior solución y bendición.
El pasaje del libro de Ester nos dice a nosotros hoy que si callamos completamente, Dios va a traer su solución y liberación de otro lado, pero nosotros nos perderemos la bendición de ser utilizados por Dios. Quizás usted hasta este momento estuvo pensando con el pensamiento general de “no te metas en esta situación", pero el Espíritu Santo le está abriendo los ojos para que decida dejar su pasividad y entre en acción. Muchas veces debemos obedecer a Dios y hacer su voluntad, independientemente de sus resultados, para que resultemos aprobados ante El. ¿No será la situación actual, que usted está viviendo, la oportunidad de Dios para que usted se mueva en fe y sea un canal de bendición?

CONFESION DE FE:
¡DIOS ME QUIERE USAR COMO UN CANAL DE BENDICION Y QUIERE QUE ACTUE EN ESTA HORA!
ORACION:
Necesito la ayuda de tu Santo Espíritu, oh Dios, para poder dejar mi pasividad y moverme en fe. Gracias Señor porque para esta hora tu me has preparado. Ayúdame a dar el paso de fe. Amén.

Posible

MARCOS 9:23: Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.
Hace un tiempo estuve leyendo un libro que decía que para ver cumplidos nuestros sueños en Dios, debemos intentar lo imposible pues cuando algo es de Dios debe tener características imposibles.
¿Qué le viene a su mente cuando menciona la palabra “imposible”? Quizás sea impotencia, incapacidad, inutilidad, frustración, etc. El pasaje de este día dice que todo le es posible al que cree. Note que no dice que todo es posible al que siente o razona.
En la vida espiritual la fe es determinante para alcanzar lo imposible. La lucha interna de los sentimientos, que nos hacen sentir inútiles, y los razonamientos que pretenden hacernos entender que no se puede con los enemigos de la fe. A ellos hay que enseñarles a que se coloquen bajo su “autoridad espiritual”: La fe. Cuando mi fe crece puedo creer más.
Piense en las imposibilidades de su vida. Si las mira con ojos de fe verá a esas situaciones como las oportunidades de Dios para transformarlas en posibles. Todo lo que es posible usted puede hacerlo sin ayuda, pero en sus imposibilidades el Único que puede se llama Jesucristo. ¡El especialista de lo imposible!

CONFESION DE FE:
EL SEÑOR JESUCRISTO TRANSFORMA LO IMPOSIBLE EN POSIBLE
ORACION:
Tengo tantas imposibilidades Señor, que humanamente hablando no encuentro ninguna esperanza. Por eso me derramo ante tu presencia para coronarte en este día, como Señor de mis imposibilidades. Aumenta mi fe en este momento para creer más en Tí. Amén.

Galardon

HEBREOS 11:6: Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay y que es galardonador de los que le buscan.
La Biblia nos anima a buscar a Dios y su poder; a buscarle a El y no olvidarnos de sus beneficios. El pasaje de este día menciona una palabra clave: Galardonador.
El Señor es especialista en bendecir a su pueblo. La palabra galardón significa “premio”, “recompensa”. Ahora bien, los premios del cielo vienen a la vida de aquellos que buscan a Dios en la tierra.
Buscar a Dios significa tener interés en conocerle y hacer su voluntad. Es como la búsqueda de un tesoro. Usted está dispuesto a invertir tiempo, dinero, esfuerzo y todo lo que sea necesario, a fin de tener en sus manos el valioso tesoro.
La vida cristiana es mucho más que una religión fría y distante, ¡es una relación personal con el Señor!. Entablar una relación con alguien implica el deseo de conocerle más y tener mayor intimidad.
Cuando Dios ve que le buscamos para conocerle más, El por ser tan generoso, nos premiará y bendecirá. Lamentablemente, muchos sólo quieren la bendición de Dios y no al Dios que bendice.
Si usted en este tiempo se ha quedado sólo con la bendición, se perderá la mejor parte del “pastel”, pues cuando nos proponemos conocer más a Dios, más segura será la llegada de su bendición o premio a nuestras vidas.

Las bendiciones sin Dios pueden perderse en cualquier momento, pero las bendiciones con Dios son de alcance eterno. ¿Ya decidió que piensa hacer?
CONFESION DE FE:
BUSCO AL SEÑOR POR SOBRE TODO Y EL ME BUSCA A MI PARA BENDECIRME.
ORACION:
Señor tú bien sabes que te busco porque necesito de tí, pero a veces me pasa que te busco mas como el “solucionador” de mis problemas que como aquél con el que puedo desarrollar intimidad. Ayúdame por tu Espíritu Santo a entrar en tu equilibrio a fin de amarte más a tí y a la vez, disfrutar de tus premios. Amén.

Creer

JUAN 11:39-41: “Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días. 40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? 41 Entonces quitaron la piedra...”
Estos pasajes revelan el momento culminante y espectacular de la resurrección de Lázaro, donde Jesús iba a ser glorificado. Note que entre la persona de Jesús y el muerto, Lázaro, estaba la piedra que tapaba el sepulcro. Jesús tenía todo poder para deshacer esa pesada roca pero le pidió a ellos que la quitasen. ¿Por qué lo hizo? La piedra era el obstáculo para el obrar de Dios en aquella oportunidad.
Para nosotros hoy la “piedra” que necesitamos quitar para ver la gloria de Dios en nuestras situaciones destruidas, muertas y sepultadas es la duda e incredulidad.
Si lee atentamente el pasaje bíblico notará que algo sucedió entre el final de versículo 40 y el comienzo del 41.Cuando Marta le dijo al Señor que su hermano ya estaba en estado de descomposición, ella estaba confesando su duda e incredulidad interior. Por eso el Señor le responde: “¿No te he dicho que si crees…?” En ese momento, por la gracia del Espíritu Santo, Marta quitó de su vida “la piedra” de la duda e incredulidad y a continuación vino el milagro. Cuando el tiempo pasa y nada cambia, nuestra fe puede comenzar a decrecer, y podemos caer en un estado continuo de duda e incredulidad.
¡Ahora es el tiempo de quitar la piedra de nuestras vidas que está impidiendo el obrar de Dios! Decida por obediencia al Señor ajustar su mente, emociones, palabras y acciones a todo lo que conduzca a mantener y acrecentar su fe. Cuando remueva la piedra de la duda e incredulidad, ¡el milagro sucederá!

CONFESION DE FE:
EN EL NOMBRE DE JESUS QUITO DE MI VIDA LA PIEDRA DE DUDA E INCREDULIDAD
ORACION:
Dios mío, no quiero frenar tu obrar en mí, por eso en este momento renuncio a todo espíritu de duda e incredulidad que me está asfixiando. Recibo tu provisión diaria de fe celestial para acelerar mi milagro. ¡Creo en ti Jesús, y sé que voy a ver tu gloria! Amen.

Amparo

Salmos 37: 25: Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.
En la cultura hebrea la palabra de un anciano era considerada y respetada por todos. Su andar por la vida por tantos años, le daba una autoridad sobre los más jóvenes en edad. La diferencia estaba en que tenía más años de vida y experiencia.
El salmo de este día, escrito por alguien ya mayor, tiene algo bien sabio para decirnos en los tiempos de escasez económica.
Generalmente cuando tenemos problemas financieros nos desesperamos por saber que “va a ser de nuestra vida”. El consejo del Espíritu Santo es que prestemos oído a la voz del anciano, que dice que nunca ha visto un cristiano justo que viva desamparado por su Señor ni que deba ir por la vida mendigando. Los hijos del Rey no mendigan, sino que son dignos de todas las riquezas celestiales y terrenales.
Usted y yo no somos méndigos sino hijos del Dios Altísimo y coherederos juntamente con Cristo. Nuestra herencia es provisión celestial diaria, y para toda la vida. Esto es mucho más que una pensión, jubilación o cuota de retiro ¡Es provisión abundante durante toda la vida!
En este tiempo de problemas financieros es posible que usted se “sienta” desamparado, pero, no se quede allí sino mire con los ojos de la fe para darse cuenta que usted es un hijo amparado por Dios y que usted también está dentro de la lista que mencionó el anciano. Usted es hijo, por eso es amparado.

CONFESION DE FE:
VIVO BAJO EL AMPARO ECONOMICO DE MI SEÑOR
ORACION:
Renuncio en este momento a ese sentimiento equivocado de desamparo y recibo por tu Espíritu, oh Dios, tu amparo económico. Gracias porque soy hijo y no un bastardo. Gracias Papá Celestial porque nunca me desampararás. ¡Amén!

Silencio

AMOS 5:13: Por tanto, el prudente en tal tiempo calla, porque el tiempo es malo.
El profeta Amós fue usado poderosamente por Dios para profetizar en un tiempo muy difícil para el pueblo de Dios. En ese tiempo él mencionó estas palabras como un sabio consejo para practicar. Cuando los tiempos son malos, no hay mejor cosa que callarse la boca, pues hablar puede aún complicar la situación. Pareciera que cuando vienen los tiempos malos, se levantara alrededor nuestro toda clase de crítica, calumnia, mentira y todo el mundo pareciera dispuesto a dar su opinión sobre nuestra situación. Nuestra reacción natural es defendernos de cada opinión ociosa, pero hacer esto aún complicará más nuestra situación.
Si nos mantenemos callados, limitándonos sólo a humillarnos en la presencia de Dios y hablar sólo con El en la intimidad, no daremos lugar a que sigan hablando de nosotros. Aún al defendernos, esas palabras dichas por nosotros serán malinterpretadas. Quizás en este momento de su vida, usted quisiera abrir su boca para defenderse de todas las voces contrarias, mentirosas por cierto, que se han levantado sobre su vida. Si usted puede disciplinar su vida y cerrar su boca, la justicia de Dios intervendrá y cuando el tiempo malo termine, usted sí podrá hablar y Dios exhibirá su justicia. Existe un tiempo para hablar y un tiempo para callar. En los tiempos malos es necesario callar. La Biblia llama a esta persona, prudente.

CONFESION DE FE:
¡ME MANTENGO EN SILENCIO POR OBEDIENCIA AL SEÑOR!
ORACION:
¡Cómo desearía poder hablar en este tiempo, Señor!, pero me doy cuenta que todo se complicaría aún más. Dame la gracia de aprender a guardar silencio y actuar con prudencia hasta que sea el tiempo de hablar. Amén.

Provision

GENESIS 22:14: Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto.
Realmente este episodio para Abraham fue una experiencia “cumbre", donde de una manera poco ortodoxa pudo conocer al Señor como El Proveedor. Luego de una espera de muchos años, nació Isaac, el hijo de la promesa y nadie hubiera esperado, menos por cierto Abraham, que Dios le pidiese semejante sacrificio. A pesar de no entenderlo todo, Abraham obedientemente estuvo dispuesto a entregar todo sacrificialmente por causa de su obediencia y fe en Dios. Cuando Dios vio esa actitud de renuncia y obediencia, bendijo a Abraham y lo transformó en padre de multitudes. Abraham conoció la provisión de Dios en el monte del sacrificio.
Nosotros también, si queremos experimentar y conocer a Jehová El Proveedor (Jehova-Jireh), debemos primero sacrificar lo que más nos cuesta. Dar, activa el banco celestial para recibir la provisión de Dios. En el mundo espiritual si quiero recibir algo, primero debo esforzarme para dar. Las bendiciones de Dios no se ganan con nuestras acciones, pero si activan el obrar de Dios en nuestras vidas. No se quede sentado en la silla de la duda, sino que levántese en fe, como lo hizo Abraham, y experimentará la gloriosa provisión de Jehová Dios Proveedor. ¡El es fiel proveedor para aquellos que le aman y se sacrifican por El!
CONFESION DE FE:
¡EL SEÑOR ES MI FIEL PROVEEDOR!
ORACION:
En este día Señor te entrego esto que más amo, ante tu altar, para que tú lo recibas como una ofrenda sacrificial que suba a tu presencia como un olor grato. Ayúdame a hacerlo, Señor, pues quiero conocerte como El Proveedor. Amén.

Eficacia

SANTIAGO 5:16: Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.
Es interesante notar, durante el ministerio del Señor Jesucristo aquí en la tierra, que sus discípulos no le pidieron cómo hacer para sanar enfermos, echar fuera demonios u otra cosa. Ellos sólo le pidieron que les enseñara a orar.
Para saber cómo orar debemos aprender como orar. Es por eso que el pasaje de este día nos dice que la oración eficaz del justo puede mucho. No es sólo la oración lo que puede mucho, sino la oración eficiente o eficaz.
Muchas veces nuestras oraciones son infructuosas, debido a que no trazamos una estrategia espiritual para saber cómo orar eficazmente.
Cuando alguien tiene una entrevista con una personalidad importante, se prepara de antemano para saber cómo hablar con ella. Si eso lo hacemos con alguien terrenal ¿Cuánto más necesitamos hacerlo con nuestro Gran Señor?
La manera de vencer su actual aburrimiento en la oración es aprender a saber cómo orar. Quizás en su oración se haya olvidado de alabar a Dios, de esperar que El le hable u alguna otra cosa. Debemos reconocer que la mayoría de nuestras oraciones son solamente “dame y dame”. Por cierto eso es importante, pero es sólo un ingrediente de la oración eficaz. Dispongámonos a partir de este día a trabajar en nuestra vida de oración, para que el tiempo invertido en ella sea realmente eficaz.

PALABRA CLAVE:
EL ESPIRITU SANTO ME ENSEÑA A ORAR EFICAZMENTE
ORACION:
¡Cuánto necesito que me enseñes a orar con eficacia, oh Señor! A veces no sé que decirte y me distraigo por no pensar previamente lo que iba a hablar contigo. Renueva mi tiempo de oración, porque mi anhelo es orar como lo hacen los justos: Eficazmente.

Condenacion

ROMANOS 8:1: Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.

Una de las armas preferidas del diablo para atacarnos son los espíritus de condenación que vienen, como flechas envenenadas, sobre nuestra mente para hacernos caer de nuestra condición de cristianos perdonados y limpiados por el Señor.
Debemos aprender a manejar esta situación, pues de no hacerlo retrocederemos en nuestro andar con Dios. El enemigo pretende siempre bloquear el obrar de Dios por medio de mentiras.
El enemigo siempre habla a nuestra mente y nos recuerda aquellos pecados que hemos cometido, haciéndonos caer en un sentimiento de frustración, como si aquellos pecados que hemos confesado no estuvieran perdonados por el Señor.
La única manera de frenar este embate perverso, es mantenerse creyendo lo que Dios dice en su Palabra. El Señor ha prometido que todo pecado confesado es perdonado,limpiado y olvidado. A partir del momento que los confesamos, El nos ve como si nunca hubieramos pecado. Si el Señor dice eso de nosotros ¿Quién és el enemigo para decir otra cosa?.
La batalla de la mente se gana aferrándose de la Palabra poderosa del Señor y no entrar en “conversaciones” con el enemigo. ¡Dios ya ha hablado con su verdad y no necesitamos oir ninguna voz mentirosa!

CONFESION DE FE:
NO VIVO BAJO CONDENACION SINO BAJO EL PERDON DE MI SEÑOR
ORACION:
Señor te pido que me perdones por haberle permitido al enemigo llenar mi mente de mentiras, que me han llevado a caer en este estado de condenación. Tú Palabra me dice que todo pecado confesado a Tí ha sido perdonado, lavado y olvidado. ¡Decido a partir de este momento mantenerme creyendo en lo que tú has dicho, pues es la verdad!. ¡Amén!