Reforma Hoy

Tomando en consideración que este mes  celebramos un aniversario más de la reforma protestante, vemos pertinente que el liderazgo de hoy se siente en la mesa y medite y  discuta si es pertinente  realizar una profunda reforma a la iglesia de hoy.
Encontramos una iglesia con diferentes problemas doctrinales, de administración y de preparación de líderes y de oportunidades a los nuevos líderes para  que puedan ejercer el ministerio con eficacia, con el único fin de buscar y salvar las almas perdidas.
Nuestro liderazgo de hoy además debe darle más participación a los nuevos líderes nacientes y crecientes, y  aceptar la participación de estos en la toma de decisiones; que comiencen a formar parte de la administración ,sabiendo que, si bien es cierto que los dones y los ministerios de la iglesia son irrevocables, todos nosotros pasamos y un día iremos a la presencia de Dios y necesitamos dejar un legado y un liderazgo fuerte que continúe la labor pastoral y evangelistica para la preservación de los buenos principios de nuestra doctrina y de la evangelización para salvación de las almas.  Pretender eternizarse en el liderazgo solo provocara estancamiento en la obra y toda clase de divisiones.   
Hoy en día la iglesia del  Señor sufre fuertes ataques en todas las direcciones por eso necesita hacerse más fuerte en Dios y en el liderazgo; la flexibilidad hará que la obra que comenzamos, otros la puedan perfeccionar y continuar. Quienes verdaderamente aman la obra de Dios no se apropian de ella, dan la oportunidad  a otros para que puedan crecer  sabiendo que la cabeza de la Iglesia es Cristo Jesus.
1 Pedro 5

2 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;
3 no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.
4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.