Reforma Hoy

Tomando en consideración que este mes  celebramos un aniversario más de la reforma protestante, vemos pertinente que el liderazgo de hoy se siente en la mesa y medite y  discuta si es pertinente  realizar una profunda reforma a la iglesia de hoy.
Encontramos una iglesia con diferentes problemas doctrinales, de administración y de preparación de líderes y de oportunidades a los nuevos líderes para  que puedan ejercer el ministerio con eficacia, con el único fin de buscar y salvar las almas perdidas.
Nuestro liderazgo de hoy además debe darle más participación a los nuevos líderes nacientes y crecientes, y  aceptar la participación de estos en la toma de decisiones; que comiencen a formar parte de la administración ,sabiendo que, si bien es cierto que los dones y los ministerios de la iglesia son irrevocables, todos nosotros pasamos y un día iremos a la presencia de Dios y necesitamos dejar un legado y un liderazgo fuerte que continúe la labor pastoral y evangelistica para la preservación de los buenos principios de nuestra doctrina y de la evangelización para salvación de las almas.  Pretender eternizarse en el liderazgo solo provocara estancamiento en la obra y toda clase de divisiones.   
Hoy en día la iglesia del  Señor sufre fuertes ataques en todas las direcciones por eso necesita hacerse más fuerte en Dios y en el liderazgo; la flexibilidad hará que la obra que comenzamos, otros la puedan perfeccionar y continuar. Quienes verdaderamente aman la obra de Dios no se apropian de ella, dan la oportunidad  a otros para que puedan crecer  sabiendo que la cabeza de la Iglesia es Cristo Jesus.
1 Pedro 5

2 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;
3 no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.
4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria. 

Armado

EFESIOS 6:13: Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.
La inseguridad social es un problema que se agiganta en el mundo moderno. Cada vez son más los reclamos de la gente sobre la necesidad de tomar severas medidas para refrenar la ola de atentados, atracos, delitos, asesinatos, que suceden a cada instante en nuestras ciudades. La inseguridad es un estado patético donde uno nunca sabe si volverá sano y salvo al hogar. Vivimos en un mundo inseguro donde la gente ha tomado la decisión de armarse para defenderse. El negocio de las armas factura cada año millones y millones de dólares en ganancias. Como cristianos también debemos armarnos, pero no con las armas de fuego tradicionales sino con las armas espirituales que son mucho más poderosas y efectivas.
La Biblia enseña que este mundo presente vive bajo el control del diablo destructor y violento. La única manera de caminar y vivir confiados es estar armados espiritualmente para poder resistir ese espíritu de inseguridad y violencia que nos rodea. A nadie jamás se le ocurriría salir de su casa desvestido pero pareciera que a veces salimos vestidos físicamente pero no espiritualmente. Antes de salir cada mañana para emprender el camino a su trabajo ¿Se ha vestido del ropaje celestial protector contra las fuerzas de maldad? Si nunca lo ha hecho mire a su alrededor. Eso le hará recordar que en este mundo inseguro la única seguridad proviene del Señor. ¡A vestirse, entonces, con las ropas celestiales de protección!

CONFESION DE FE:
ME VISTO EN ESTE DIA CON LAS ROPAS PROTECTORAS ESPIRITUALES PARA ESTAR PROTEGIDO DE TODA INSEGURIDAD
ORACION:
Gracias por las ropas protectoras espirituales que Tú has creado para mí. Decido en este día empezar a vestirme espiritualmente y luego a vestirme físicamente antes de salir a la calle. Gracias por tu ayuda y por guardarme en medio de esta sociedad insegura. ¡Tú eres mi verdadera seguridad!. ¡Te alabo Jesús!