30 de enero de 2015

Sexualidad

GENESIS 2:25: Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.
El avance de la pornografía prácticamente ha inundado todos los estratos sociales y todos los medios de comunicación. La industria pornográfica factura cada año millones de dólares en ganancias. Pareciera que todo lo que tenga que ver con sexo es éxito seguro. Toda esta avalancha sexual en nuestra sociedad, ha hecho que muchas personas piensen que el sexo es malo y un pecado cuando la Biblia en realidad dice otra cosa. El hecho de que existan billetes falsos no significa que todos lo sean. Siempre una copia falsa es una burda imitación de lo verdadero. Dios es el creador del sexo para que tanto el hombre y la mujer extiendan la raza y además lo disfruten, dentro del marco bendito del matrimonio. Todo intento de tener vida sexual fuera de los límites de Dios, el matrimonio, es un pecado y trae su condenación. En el pasaje de hoy leemos que el primer matrimonio de la humanidad fue creado por Dios con el instinto sexual de tal manera que estaban desnudos y no se avergonzaban.
Lo único que avergüenza es el pecado y no hacer lo que Dios dice en Su Palabra. El matrimonio cristiano puede y necesita desarrollar una santa intimidad practicando una vida sexual saludable. No hacerlo deja las puertas abiertas para que el diablo destruya esa relación. Una de las claves para la felicidad matrimonial es una armoniosa vida sexual. La bendición de Dios es integral para el cristiano. Por eso, si estamos atravesando problemas en el matrimonio de índole sexual podemos entregarle esta área en este dia al Señor para que la renueve y bendiga. No es ningún pecado hacer esto, pues el Creador del sexo sabe como nadie ayudar a los que tienen necesidad en esa área. ¡Cristo es poderoso también para bendecir nuestra vida sexual matrimonial!


CONFESION DE FE:
MI VIDA INTIMA MATRIMONIAL ESTA BENDECIDA Y SOSTENIDA POR EL SEÑOR.

ORACION:
Señor, gracias porque ante ti no hay vergüenza, pues tú me has creado y dado la capacidad sexual para disfrutarla con mi cónyuge. Bendice esta área íntima de mi matrimonio con el poder de tu Espíritu Santo.

28 de enero de 2015

Cual es la Prisa ?

PROVERBIOS 1:7, 10-11, 15-16 "7 El temor al SEÑOR es el principio de la sabiduría; los necios desprecian la sabiduría y la instrucción… 10 Hijo mío, si los pecadores te quieren seducir, no consientas. 11 Si dicen: Ven con nosotros, pongámonos al asecho para derramar sangre, sin causa asechemos al inocente,… 15 hijo mío, no andes en el camino con ellos, aparta tu pie de su senda, 16 porque sus pies corren hacia el mal, y a derramar sangre se apresuran."

Una oficial de la policía en los Estados Unidos recibió una perturbadora llamada bastante inusual. A uno de sus colegas, un agente estatal fuera de servicio, se le bajó un neumático e iba a llegar tarde a un partido de hockey en el que tenía que jugar.
En ese momento, la oficial encendió su sirena de emergencia y aceleró, yendo más rápido que un disco lanzado por un tiro recibido para ayudar a su amigo. No fue una buena idea.
Mientras corría para auxiliar a su amigo, llegando a una velocidad de 180 kph, colisionó con otro automóvil. Nadie salió herido, pero los investigadores han acusado a la oficial del delito menor de falta de ética profesional flagrante. Si se la declara culpable, puede que pierda su licencia como agente de policía. 

Tal vez su loca prisa por llevar a su amigo al estadio deportivo le haya costado muchísimo. ¿Has estado corriendo por la vida últimamente? ¿Estás apretando el pedal hasta el fondo cuando deberías tomar las cosas lentamente pero seguro?

Salomón escribió a su hijo como sólo un padre puede hacerlo acerca del riesgo de correr hacia la zona de peligro: "Hijo mío, no andes en el camino con ellos, aparta tu pie de su senda, porque sus pies corren hacia el mal, y a derramar sangre se apresuran" (Proverbios 1:15-16). Él quería impedir que su hijo se uniera a un grupo cuyas intenciones eran las de hacerles daño a los demás y apropiarse de lo que no les pertenecía. 
Mientras te desplazabas por la vida a una velocidad ultrasónica, ¿te has visto tentado a pasar por encima de los demás o de apropiarte de algo que no te pertenece, a fin de satisfacer algún deseo egoísta? Puede suceder muy rápidamente. 
¿Cómo podemos evitar esta trampa? Considera estas palabras: "El temor del SEÑOR es el principio de la sabiduría; los necios desprecian la sabiduría y la instrucción" (v.7). El temor descrito aquí tiene dos aspectos: dar un paso atrás temblando de miedo, y ser atraído hacia DIOS con un respeto reverencial.
Al vivir en un respeto reverencial hacia DIOS, sin apresurarnos hacia las cosas que ÉL desprecia, nuestro camino se hace seguro. Dejamos de correr hacia lo que pensamos que necesitamos y comenzamos a descansar en lo que ÉL provee.

Esta usted desplazándose muy deprisa?? En este día le invitamos a soltar el acelerador para avanzar a la velocidad que Dios quiere que vayamos.

ORACIÓN: Padre Celestial perdóname porque me he visto tentado a correr últimamente con el fin de satisfacer mi ego. Ayúdame a tener "temor del SEÑOR" que me ayudará a ser atraído hacia Ti con un respeto reverencial. Bendíceme Señor, ayúdame y guía mis acciones hoy. Te lo pido en el nombre de Cristo, amén.

27 de enero de 2015

Sobre el Afan y la ansiedad


MATEO 6:25  DIOS CUIDA DE SUS HIJOS
25 »Por lo tanto, yo les digo: No se preocupen por lo que han de comer o beber para vivir, ni por la ropa que necesitan para el cuerpo. ¿No vale la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa? 

Las preocupaciones y los afanes de la vida han sido las causas principales, por la cual hoy en día la sociedad ha estado siendo suprimida por una ola de violencia, crímenes, engaños y hasta enfermedades provocadas por las mismas personas.

Frente a todo este afán y turbación ¿Qué nos aconseja Jesús?

1. NOS ACONSEJA QUE NO NOS AFANEMOS POR NUESTRA VIDA. (Mateo 6:25)
Esto significa que Él no quiere que vivamos llenos de preocupación excesiva que nos roba la paz y la tranquilidad.

2. NOS LLAMA A RECONOCER QUE LA VIDA TIENE MÁS VALOR QUE TODAS LAS COSAS. (V. 25)
Esto implica que: si DIOS nos ha dado vida también nos dará todo lo necesario para sobrevivir en medio de las dificultades. El que te da la vida te dará lo que necesitas para ella.

3. NOS MOTIVA A RECONOCER EL VALOR QUE TENEMOS PARA ÉL. (V. 26) Resalta que nosotros valemos más que las aves. Qué lindo es saber que tenemos valor para DIOS.

4. NOS ENSEÑA QUE HAY COSAS QUE POR MÁS QUE ME AFANE, ME TURBE, ME PREOCUPE NO VOY A PODERLAS CAMBIAR HUMANAMENTE. (V. 27)
Hay cosas que sólo DIOS puede solucionarlas. Para que afligirte si hay algo que no puedes cambiar, mejor reconoce el poder de DIOS. Llévale tus limitaciones e imposibilidades.

5. NOS MUESTRA QUE LA CAUSA QUE PROVOCA CRISIS EN MEDIO DE LAS DIFICULTADES ES LA POCA FE. (V. 30)
Nuestra falta de fe produce duda, incertidumbre y temor. La falta de fe lleva al afán y la ansiedad. ¿Qué necesito entonces? Desarrollar mi vida de fe.

6. NOS GARANTIZA QUE ÉL COMO NUESTRO PADRE CELESTIAL TIENE CUIDADO DE NOSOTROS. (V. 32)

CONCLUSIÓN:
Si queremos vencer el afán y la ansiedad o angustia es necesario que sigamos los lineamientos de la Palabra.
¡¡¡DIOS te Bendiga!!!  Amén.

ORACIÓN: Padre Celestial gracias por Tu Palabra y ayúdame a leerla, estudiarla, meditarla, comprenderla y entenderla para luego poner en práctica lo aprendido. En el nombre de Cristo, amén. 

22 de enero de 2015

Incertidumbre


SALMOS 74:9 “Ya no vemos ondear nuestras banderas; ya no hay ningún profeta, y ni siquiera sabemos hasta cuándo durará todo esto.”

Cuando nos encontramos bajo el peso de la prueba todo luce oscuro, incierto y nos sentimos aterrorizados. Es como si todo estaba marchando bien y de repente todo cambió y ahora nos sentimos solos y abandonados.
Nuestra esperanza flaquea y desconocemos en que terminará todo lo que nos ocurre. Nuestro sentido de orientación deja de funcionar y cada paso que damos nos extravía más y más del sendero de protección por el cual habíamos estado andando.
Todo aquello que nos infundía seguridad desaparece y tenemos que enfrentarnos con la incertidumbre. No podemos estar seguros de cuándo llegará el momento en que todo pasará o de si las cosas van a mejorar o empeorar.
Esta situación es más común de lo que nos imaginamos. Muchas personas se encuentran en este estado y por callar lo que les está sucediendo, los demás ni se enteran ni pueden ayudar. Hasta los grandes héroes de la fe nombrados por el autor de la carta a los Hebreos (probablemente haya sido el apóstol Pablo) se vieron en algún momento arropados por la incertidumbre.
Ahora, el remedio para la incertidumbre es la fe y la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo. ¿Quieres librarte de la incertidumbre? ¿Quieres sentirte seguro y bien encaminado? ¿Quieres mantener la esperanza viva de que la prueba pronto pasará? 

No dejes de leer y meditar diariamente en la palabra de DIOS. Ella mantendrá las promesas de DIOS frescas en tu mente. Tu corazón sentirá el alivio de saber que no todo está perdido y que, por el contrario, todo ocurre por el propósito de DIOS y es lo que más nos conviene porque es para el bien de nosotros, quienes lo amamos a ÉL.
Sin DIOS nada somos. Sólo poniendo nuestras vidas bajo el cuidado de DIOS podremos transitar con éxito, gozo y paz el sendero que nos lleva a un futuro seguro.
Hazte el hábito de leer todos los días La Palabra y no sólo los libros favoritos sino también aquellos libros que lucen difíciles de entender. La verdad de DIOS brillará en tu vida e iluminará tu sendero para sacarte de la incertidumbre. ¡Sólo a DIOS sea la gloria!

ORACIÓN: Gracias Padre Celestial por las muestras de Tu amor. Gracias por Tu Palabra que nos guía y ayuda en el diario vivir. Gracias Señor. Ayúdame a que la pueda leer diariamente. En el nombre de Cristo, amén.

20 de enero de 2015

Siembra y Cosecha

ISAÍAS 61:11 “Porque así como la tierra hace que broten los retoños, y el huerto hace que germinen las semillas, así el Señor omnipotente hará que broten la justicia y la alabanza ante todas las naciones”.

¡Qué alegría se siente cuando el invierno finaliza y la primavera nos anuncia que es tiempo de plantar el huerto porque para cuando lleguen el verano y el otoño estaremos cosechando los frutos que nos concede la generosa tierra que DIOS nos dio para cultivar. Esos mismos procesos vitales que hacen que la semilla sembrada en buena tierra germine y brote y crezca y de su abundante fruto son los que utiliza DIOS para concedernos la justicia y la alabanza. Todo tiene su ciclo. Antes de cosechar debemos abonar, arar y sembrar.

Tal vez en algún momento de nuestras vidas hemos llevado a cabo una mala siembra; pueden ser decisiones equivocadas que hayamos tomado, o actuado en desobediencia, en fin cualquier acción que no haya sido del agrado a DIOS, pero gracias a Su bondad y Su misericordia divina, ÉL nos da la oportunidad de que seamos buenos sembradores. Lo único que necesitamos es acercarnos a El con un corazón contrito y humillado para alcanzar Su perdón y comenzar de nuevo.
Nuevamente examínate y pregúntate ¿Qué estás sembrando hoy en tu vida? ¿Estás actuando con justicia? Cosecharás justicia en abundancia. ¿Estás sembrando pleitos y división? Pleitos y división será tu vendimia. Tú eres el único responsable de lo que estás sembrando y de lo que estás cosechando. Recuerda que las semillas que plantas hoy determinarán el fruto que cosecharas mañana.

DIOS quiere hacer grandes cosas en nuestro carácter, solamente debemos de identificar aquella semilla que estamos sembrando mal; debemos de cambiarla por una mejor y así podremos ver cómo DIOS ha de hacer germinar para bien lo que has sembrado, y podrás recoger buen fruto.

“No os engañéis; DIOS no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segara” Gálatas 6:7

ORACIÓN:  Gracias Padre Celestial por la oportunidad diaria de poder sembrar para luego cosechar frutos buenos y agradables. Ayúdame Señor para que así sea. En el nombre de Cristo, amén

19 de enero de 2015

Puestos los Ojos en El

DANIEL 6:16 “El rey dio entonces la orden, y Daniel fue arrojado al foso de los leones. Allí el rey animaba a Daniel: ¡Que tu DIOS, a quien siempre sirves, se digne salvarte!”

Una pequeña historia cuenta que una mujer estaba pasando por serias dificultades en su vida. Recientemente su esposo la había abandonado. Después perdió su empleo, y como si esto fuera poco también estaba teniendo problemas de salud.
Por eso se sentía muy deprimida. Una anciana de su iglesia se enteró, y la invitó a cenar a su casa. Esa noche, mientras conversaban después de la cena, la anciana le señaló a un cuadro de Daniel en el foso de los leones que tenía en la pared del comedor, y le preguntó:

-- ¿Qué te parece ese cuadro?
-- ¡Muy bonito! – contestó la mujer. 
-- ¿Qué ves en él? – preguntó de nuevo la anciana.
-- Veo a Daniel, unos leones alrededor de él y unos destellos de luz al fondo – dijo
     la mujer.
-- ¿Nada más? –
-- ¡Nada más! –

Entonces la anciana le dijo: “Has omitido lo más importante. ¿Ves los ojos de Daniel? Los tiene fijos en el cielo. No está mirando a los leones.”
Aquella mujer meditó por unos instantes mientras miraba el cuadro. Y entendió el mensaje de la anciana. ¡Y su actitud cambió!  Daniel estaba totalmente incapacitado para defenderse de aquellos leones hambrientos. Su única alternativa era confiar en el DIOS Todopoderoso a Quien había servido fielmente. Sus ojos estuvieron fijos en “Aquel que es poderoso para guardaros sin caída.”

Si en estos momentos te rodean circunstancias muy difíciles, acuérdate de Daniel, y al igual que él fija tu mirada y tu fe en DIOS; ÉL te dará la victoria.
Demos gracias a DIOS por la seguridad que nos da Su Palabra de que podemos esperar de ÉL protección y socorro en las pruebas de nuestra vida. Que el Señor nos ayude a poner nuestros ojos en ÉL y no en las circunstancias que nos rodean.

ORACIÓN: Ayúdame Señor a confiar sólo siempre en Ti. Gracias, porque Tú me das la seguridad que necesito. Que aunque me encuentre en valle de sombra y de muerte, Tú me proteges y me ayudas a salir adelante. Gracias Señor. En el nombre de Cristo, amén.

17 de enero de 2015

El Dios de la segunda oportunidad

1a JUAN 3:1 “Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de DIOS; por esto el mundo no nos conoce, porque no lo conoció a El.”

Un día me decidí a comprar unos archiveros nuevos. ¡Eso significaba que tenía que ver lo que había guardado en los viejos! ¡Eso sí que era una tarea monumental! Me propuse hacer tres hileras de cosas. En la primera hilera irían las cosas que me eran siempre útiles; me quedaría con ellas. En la segunda colocaría las cosas inútiles que se irían a la basura. A la tercera irían las cosas a las que daría una segunda oportunidad. No había utilizado estas cosas pero podría seguir guardándolas algunos años más. Si no las llego a usar, la próxima vez las tiraría a la basura.

Imagínense si tratáramos a la gente de la misma manera que yo trato al contenido de mis archiveros viejos: “Esta persona es útil por lo tanto puede vivir. A esta persona no la uso; debería ser eliminada”. Si eso suena exagerado, considere seriamente esto de nuevo. ¿Acaso no vamos por este rumbo en relación al aborto o la eutanasia? ¿Acaso no se considera a la vida humana de acuerdo a lo que pensamos que vale? ¿Y cómo decidimos que tal persona o niño vale la pena que viva?

Como cristiano, constantemente estoy muy agradecido de que DIOS no nos trata así. DIOS no aniquila a las personas que catalogan muchos como que “no valen nada”. DIOS no únicamente concede una sola oportunidad sino muchas más. A DIOS no le interesa deshacerse de la gente; está más interesado en renovar a todos.
¿Por qué es así DIOS? ¿Por qué tiene paciencia aparentemente inagotable? ¿Acaso será porque hay algo inherente en el ser humano que es valioso y útil? Podemos ser útiles, pero ese no es el motivo de la paciencia de DIOS. En realidad el verdadero motivo de su paciencia es Su amor. DIOS ha demostrado que nos ama al haber enviado a su Hijo Jesucristo a sacrificarse por nosotros. ÉL nos concede una segunda oportunidad y llena nuestras vidas de valor y propósito. Esta es la razón por la cual confiadamente entramos a la presencia de DIOS para orar: “y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores”.

No debes dejar pasar por alto esta segunda oportunidad que DIOS te da. Reconoce tu propia necesidad del perdón a fin de que crezcas en tu fe y compromiso para servir a DIOS. La Biblia está llena de historias de personas que recibieron una bendición de parte de DIOS, luego lo arruinaron todo pero luego recibieron de ÉL una “Segunda oportunidad” para poder hacer las cosas bien.  
DIOS nos muestra cada día de nuestras vidas como es ÉL (amoroso y misericordioso al permitirnos vivir un día más) y a través de su Palabra nos dice como debemos comportarnos, pero muchas veces todo esto no nos importa, continuamos comportándonos en forma egoísta y hacemos de cuenta que DIOS no es tan importante y pecamos contra ÉL.

DIOS te da hoy otra oportunidad, una oportunidad para arrepentirte de todo aquello que no le agrada a ÉL; recuerda que ÉL envió a su Hijo a morir por nuestros pecados. Ahora es el momento de LA SEGUNDA OPORTUNIDAD, tómala y comienza a vivir para ÉL.

ORACIÓN: Gracias Padre Celestial por esta SEGUNDA OPORTUNIDAD que Tú me das. Quiero vivir de acuerdo a Tu voluntad. Gracias Señor. En el nombre de Cristo, amén.

16 de enero de 2015

Es usted un desertor ?

MATEO 26:56 "Pero todo esto ha sucedido para que se cumpla lo que escribieron los profetas. Entonces todos los discípulos lo abandonaron y huyeron.”

A pesar de haber sido advertidos, la huida de los discípulos muestra cuánto más usual es huir que mantenerse firme en lo que uno cree. Esta costumbre se aplica por igual a ricos y a pobres, jóvenes y viejos.
Antes de atacar a Rusia, parecía que Napoleón tenía el mundo al alcance de sus manos. Pero cuando la invasión a Rusia falló, Napoleón, temiendo ser destituido en su propio país, abandonó a su sufriente ejército y de apuro emprendió su regreso a Francia. Al llegar a un río, el asustado general le preguntó a quien dirigía el bote si muchos desertores habían pasado ya por allí. El ruso le contestó: "No, usted es el primero".

Al mantenerse firme en su misión de redimir a la humanidad pecadora, y aun cuando tenía otras opciones, Jesús nos dejó un gran ejemplo de no ser desertores. El Hijo de DIOS reveló, durante Su peregrinaje terrenal, que su único interés era cumplir con la tarea que DIOS le había puesto por delante. «Mi comida es que haga la voluntad del que me envió y que acabe su obra… he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió».

En esta declaración vemos que entendía claramente Su misión, la cual incluía entregar Su vida en la cruz por aquellos que amaba.  ÉL entendía que entraba en la etapa más difícil de Su peregrinaje; en ella se enfrentaría no solamente a una creciente oposición, sino a Sus propios temores frente a la cruz. Para avanzar con paso firme hacia la copa que el Padre le tenía reservada, era necesario que dispusiera Su espíritu para desatender todo aquello que pudiera distraerlo de Su cometido.

Aunque no ignoraba las grandes dificultades que tenía por delante, decidió no permitir que las mismas afectaran el cumplimiento de Su misión. Bien podía haber escapado, después de todo, ya había experimentado el rechazo de los Suyos y de una multitud hostil, pero Jesús no era un desertor. Su Padre le había confiado la tarea de salvar a la humanidad, y ÉL la completó
Para que otros también puedan conocer el mensaje de salvación, los cristianos somos llamados a mantenernos firmes en lo que creemos y compartir las buenas nuevas del Evangelio. Esta firmeza de propósito es fundamental para aquellos que anhelamos cumplir con la misión que el Señor nos ha encomendado, pues de seguro tendremos una multitud de situaciones adversas en el camino.

Que DIOS nos de fuerza y poder para ser un miembro fiel de Su causa, y así no convertirnos en desertores de la cruzada del Señor.

ORACIÓN: Ayúdame Señor a serte fiel en todo momento y todo lo que haga sea de Tu agrado. Gracias Señor. En el nombre de Cristo, amén.

15 de enero de 2015

Buen Provecho

JEREMÍAS 15:6 16 “Cuando se presentaban Tus palabras, yo las comía; Tus palabras eran para mí el gozo y la alegría de mi corazón, porque se me llamaba por tu nombre, oh SEÑOR, DIOS de los ejércitos.”

Observar a los chefs demostrar sus habilidades culinarias en la televisión es un pasatiempo mundial. Todo un canal por cable o satelital está dedicado al arte culinario. Auditorios en vivo gritan su aprobación cuando los chefs famosos los vuelven locos con la variedad de comidas llenos de especies exóticas, salsas aromáticas y carnes fabulosas en una presentación sobria y elegante.

Hace años, uno de los pioneros de la cocina en la TV trató de reducir las complejidades de la cocina francesa. Su programa se convirtió en un éxito. Al final de cada programa de TV colocaba los platos principales en un lindo escenario y luego decía «¡Bon Appétit!», la frase en francés que significa «buen provecho».

Jeremías encontró maneras de satisfacer su hambre y sed espiritual dándose un festín de la Palabra de DIOS. He aquí sus profundas reflexiones sobre el pasaje de hoy:
·       Busca los ingredientes. «Se presentaban Tus palabras.» Al preparar una comida, los ingredientes requieren de una cuidadosa atención. Al igual que cuando examinamos la etiqueta en los productos alimentarios, tenemos que identificar los principios espirituales en un pasaje de las Escrituras. Es la palabra a que en última instancia cambiará nuestra vida, no nuestras ideas preconcebidas acerca de élla.

·       Mastica tu comida. «Yo las comía». Desde la primera infancia se nos dice que no debemos tragarnos la comida sino tomarnos el tiempo para masticarla apropiadamente. Curiosamente, la palabra en hebreo que aparece en el Antiguo Testamento para «meditar» se usa algunas veces para describir a una vaca que mastica pasto repetidamente. El punto es claro. Reflexionar sobre el pasaje realmente nos ayuda a digerirlo.

·       Disfruta tu comida. «Tus palabras eran para mí el gozo y la alegría de mi corazón, porque se me llamaba por tu nombre, oh SEÑOR, DIOS de los ejércitos».  Una deliciosa comida puede de hecho levantarnos el ánimo y volvernos agradecidos. Lo mismo pasa al meditar en la Palabra de DIOS. Reflexionar en un pasaje puede darnos un espíritu de adoración.

Cuando te sientes para hacer un estudio bíblico, no lo hagas a toda prisa. Primero ora a DIOS para que el Espíritu Santo te ayude, luego medita en el pasaje masticando su significado, la reflexión cuidadosa te ayudará a digerir la Palabra de DIOS. Tómate el tiempo de disfrutar de tu comida, y…… ¡Buen provecho! 

ORACIÓN: Gracias Padre Celestial porque Tú nos hablas a través de Tu Palabra (La Biblia) que día a día nos ayuda a conocerte, comprenderte y amarte más y más cada día que pasa. Gracias Señor por las muestras de Tu amor. En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, amén.

14 de enero de 2015

Frente al rechazo

JUAN 1:11-12 “A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de DIOS”

Cuando sentimos el golpe de un gran rechazo, como la traición de un amigo cercano, la herida causada por un familiar o la infidelidad de una pareja, puede que nos preguntemos si alguna vez volveremos a encontrar a alguien que nos ame. En nuestro intento de encontrarle sentido a nuestro dolor, podemos ser tentados a responder al rechazo en maneras destructivas:
El desprecio a uno mismo, significa que asumimos la total responsabilidad del fracaso de la relación. Nos preguntamos: ¿qué pasa conmigo que hace que las personas me dejen? ¿Acaso hay algo tan repulsivo en mí que nadie me puede amar?

El desprecio a DIOS, lo culpa de nuestro dolor. Razonamos que si ÉL tiene el control de nuestra vida y nos ama, entonces debió habernos protegido de esa experiencia desgarradora.
Pero la respuesta no debe ser ninguna forma de desprecio. Más bien necesitamos acercarnos a DIOS, pues «cercano está el SEÑOR a los quebrantados de corazón, y salva a los abatidos de espíritu» (Salmo 34:18).

Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, es un ejemplo de rechazo; la mayoría de escribas, de fariseos o de autoridades de aquel tiempo lo rechazaban y no aceptaban que ÉL fuera el Cristo. Aun fue rechazado por los suyos, por sus amigos, pero Jesucristo lejos de desanimarse por el rechazo que recibía, cumplió a cabalidad el mandato de Su Padre Celestial.
Definitivamente DIOS no te ha llamado a sentirte rechazado por aquellos que te han traicionado, al contrario DIOS quiere hacerte libre de ese sentimiento negativo que puede estar causando daño a tu vida. El puede actuar de diferentes formas y solucionarlo, pero lo primero que DIOS quiere que tú recuerdes es que tú eres importante para ÉL (“No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a  ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.”Juan 15:16).

El rechazo a Dios, puede dejarnos desprovistos de todo gozo, paz y amor. El quebrantamiento delante de DIOS puede fortalecer nuestro carácter, profundizar nuestra fe y permitirle cambiar y sanar nuestro corazón. Podemos aprender a abrazar la esperanzadora realidad de que DIOS nos oye y que finalmente nos librará del rechazo desgarrador.

ORACIÓN: Padre Celestial, gracias Te damos porque Tú no nos desamparas y estás permanentemente a mi lado. Gracias Señor por las muestras de Tu amor… En el nombre de Cristo, amén.

13 de enero de 2015

Esperanza para Todos

ISAÍAS 9:6 “Porque un niño nos ha nacido, hijo nos ha sido dado, y el principado sobre su hombro. Se llamará su nombre «Admirable consejero», «DIOS fuerte», «Padre eterno», «Príncipe de paz».”

Las promesas de DIOS son inquebrantables. DIOS no es hombre para que se arrepienta, por eso no miente ni cambia de parecer.Hasta ahora El nos ha ayudado, ¿por qué, pues, pensar que ÉL nos va a abandonar? La duda es algo natural para el ser humano. 

Como seres racionales, sólo aceptamos aquello que pueda ser percibido por medio de los sentidos. Algunas otras cosas que no podemos percibir directamente las deducimos mediante el uso de la lógica y la razón. Pero para todos es muy difícil discernir las cosas que no se pueden ver y aquí es donde la fe juega un papel fundamental.
Pablo, el autor de la carta a los Hebreos nos dijo que la fe es la garantía de lo que se espera y la certeza de lo que no se ve. Con la fe puesta en DIOS sabemos que ÉL nos concederá todo aquello que ÉL nos ha prometido.
Ahora bien, debemos recordar que existe un plan que ha de llevarse a cabo llueva, truene o relampaguee. Ese plan de DIOS es perfecto y contiene algunos pasos que nos corresponde a nosotros ejecutar. Es posible que algunas de las tareas que debamos realizar no nos parezcan agradables ni conducentes al logro de las promesas de DIOS pero podemos tener la seguridad de que todo lo que nos ocurra y nos toque hacer es lo que más nos conviene.

¿Necesitas dirección? El Señor Jesús es Consejero admirable. Deja que Su mano te guíe para que tu pie no tropiece y puedas vivir seguro y confiado.
¿Estás desanimado y cansado? Jesucristo es DIOS fuerte y te ayudará puesto que ÉL nos ha prometido: ”Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas.” (Isaías 43:2)

Descansemos en las promesas de DIOS y dejemos que ÉL se encargue de nuestro bienestar mientras nosotros nos encargamos de obedecer sus instrucciones.

ORACIÓN: Señor Dios de amor. En este día acudo a Ti, mi Señor, para que me ayudes en mis angustias y preocupaciones, Necesito Tu ayuda Señor. La Palabra dice que mi confianza en Ti debe ser permanente. Ayúdame para que esto sea así. Gracias Señor. Gracias Señor. En el nombre de Cristo, amén.

8 de enero de 2015

Radio Emisora en la Red: Evangelica.Net

A todos nuestros Hermanos en el mundo Les invitamos a Escuchar nuestra nueva Emisora en la Web,  Radio Evangelica.net. Solo deben copiar la URL y darle Play. Esta estacion nace con el unico fin de Glorificar a Dios y llevar el mensaje de Salvacion y vida eterna a nuestros oyentes. Dios te siga bendiciendo.

http://mixlr.com/evangelicanet/

Sabes Escuchar la Voz de Dios ?

1a REYES 19:11-13 “Él le dijo: Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová. Y he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová; pero Jehová no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto. Y tras el terremoto un fuego; pero Jehová no estaba en el fuego. Y tras el fuego un silbo apacible y delicado. Y cuando lo oyó Elías, cubrió su rostro con su manto, y salió, y se puso a la puerta de la cueva. Y he aquí vino a él una voz, diciendo: ¿Qué haces aquí, Elías?”

El Aeropuerto Internacional de Denver es el aeropuerto internacional más grande de los Estados Unidos y el tercer aeropuerto más grande del mundo. Es además el cuarto aeropuerto con más tráfico de pasajeros, y el séptimo en la escala mundial.

Este aeropuerto fue inaugurado en febrero de 1995, sustituyendo al viejo Aeropuerto Internacional Stapleton, el cual fue clausurado cuando abrió el otro. Tres meses después de la inauguración, varios cientos de personas dieron una gran fiesta para celebrar algo que no habían disfrutado durante años: el silencio. Los que celebraban eran residentes del vecindario que quedaba cerca del antiguo aeropuerto. Uno de los vecinos dijo: “Tal parece como si nos hubiésemos mudado para otro lugar. Ahora podemos sostener una conversación, escuchar la televisión, y trabajar en el patio sin que los oídos estén a punto de estallar por tanto ruido.”

El mundo actual está lleno de ruidos de todo tipo. Hay demasiados aviones, automóviles, tráfico, vendedores, televisores, teléfonos, etc., etc. Es muy fácil que nos sintamos atormentados en medio del bullicio que nos rodea, y en estas condiciones resulta sumamente difícil escuchar la voz de DIOS.

El pasaje de hoy nos muestra al profeta Elías cuando estuvo parado en el monte y vio la grandeza y la majestad de DIOS en el viento y en el terremoto y en el fuego, pero realmente no descubrió nada hasta que todo estuvo en calma y en silencio. Entonces escuchó la dulce y apacible voz del Señor.

Cuando decidamos huir de los ruidos alrededor nuestro y nos apartemos para pasar un tiempo de tranquilidad, meditando en la Palabra de DIOS, buscando su rostro en oración, allí en silencio podremos escuchar la voz de Dios y llegar a conocerlo íntimamente. Allí está la paz que tú necesitas. Búscala cada día de tu vida.

ORACIÓN: Padre Santo, cuánto anhelo y cuánto necesito escuchar Tu voz y sentir Tu paz en mi corazón. Ayúdame a encontrar ese momento y ese lugar en el que, en silencio y quietud, yo pueda irte conociendo más y más cada día. Te lo pido en el nombre de Jesús, amén

Soteriologia, Salvacion Global

Soteriología, Salvación Global Pdf Publish at Calameo