Palabras

JUAN 6:63: “El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.”
La Biblia es mucho más que un libro que habla sobre religión. Muchos al tener en sus manos un ejemplar de la Palabra de Dios piensan que lo que tienen es solamente un libro que habla acerca de Dios. La Biblia ha sido recopilada en páginas para que podamos leerla aprenderla y enseñarla, pero su efecto es mucho más poderoso. Una novela puede entretenerme, pero la Palabra de Dios es creativa, formativa y disciplinaria que transforma las vidas para mejor.
El pasaje de hoy nos dice que las palabras del Señor son espíritu y son vida. Hay algo poderoso que le sucede a todo aquel que con fe recorre sus páginas y practica lo leído.
Es probable que alguien enfermo, mientras lee o confiesa las promesas bíblicas, pueda ser sanado por Dios; es probable que alguien, con problemas económicos, sea enriquecido; es probable que alguien pesimista se transforme en una persona llena de fe y esperanza. ¡La Palabra de Dios tiene poder por la presencia del Espíritu Santo!.
Debemos cada día leer y meditar en los consejos bíblicos si queremos ver el obrar de Dios en nuestras vidas. Debemos ir a la Palabra de Dios con expectativas de ser bendecidos. Recuerde que todo lo que vemos fue creado por la Palabra de Dios (Lea Génesis 1). La Palabra creativa espiritual dio origen a lo natural.
Si usted en este día empieza a ver la Palabra de Dios mucho más que un libro, algo nuevo de parte de Dios puede operar en su vida.

CONFESION DE FE:
LA PALABRA DE DIOS ES ESPIRITU, VIDA Y TIENE PODER CREATIVO.
ORACION:
Abre mis ojos en este día para darme cuenta de la necesidad que debo tener de leer, meditar y estudiar tú Palabra la Biblia. ¡Tú palabra tiene poder, oh Dios!

EL

ISAIAS 33:22: “Porque Jehová es nuestro juez, Jehová es nuestro legislador, Jehová es nuestro Rey; él mismo nos salvará.”
Hoy se habla mucho de justicia pero en realidad poco se la práctica. Se hacen esfuerzos increíbles para hacer justicia en las cortes, pero muchas veces se dictan sentencias que perjudican más a la gente inocente que al verdadero culpable.
Usted se encuentra en este momento atravesando un tiempo de calumnias, detracciones, y problemas judiciales. Usted sabe que su causa es justa, pero pareciera que aquellos que tienen mayor influencia tuercen la justicia para su lado. Usted está siendo víctima de la injusticia.
Los cristianos no estamos exentos de problemas, pero sabemos que en medio de cualquier problema tenemos de nuestro lado al Señor.
El pasaje de este día quiere recordarle a usted, que se ve a punto de perder su causa (aunque usted bien sabe que es inocente), que el Señor se levantará aún sobre las autoridades humanas para hacer Su voluntad y declarar justicia.
Si usted es un fiel cristiano Dios es su Juez, no el hombre que trabaja en la corte; el Señor es su legislador, no el político que la gente ha votado; el Señor es su Rey, y es por eso que El promete salvarlo.
¡Su caso no está todavía perdido! ¡Decida confiar en el Juez de toda la tierra y su justicia se derramará en su caso! ¡Siempre la última palabra la tiene nuestro Gran Señor!

CONFESION DE FE:
DIOS ES MI JUEZ, MI LEGISLADOR Y MI REY SOBERANO
ORACION:
¡Encárgate de mi juicio en la corte Señor, y glorifica tu nombre! ¡Que tú gloria brille en mí y pueda ver tu salvación! ¡Gracias por tú ayuda Dios mío!

ALIENTO

Salmos 23:4: Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
La figura del pastor con sus ovejas es una imagen que se repite una y otra vez en la Biblia para mostrarnos la relación existente entre el Señor y nosotros, sus hijos.
El pasaje de este día menciona dos herramientas que todo pastor debe utilizar: La vara y el cayado.
Muchas veces pensamos que éstas herramientas son utilizadas para pegar y lastimar a las ovejas rebeldes, cuando en realidad vemos que el pasaje dice que tanto la vara como el cayado infunden aliento. La obra poderosa de Dios en nuestras vidas es entre otras cosas infundirnos aliento, en los momentos difíciles, para no bajar los brazos y seguir adelante en la carrera de la vida.
Existen personas, aún cristianas, que ven a Dios como un ser malvado y castigador. El castigo es para los impios, pero no para los hijos de Dios. Las ovejas (o hijos de Dios) pueden ser disciplinados, pero siempre con la intención de dar corrección y aliento pero nunca destruir.
Quizás usted haya pensado este último tiempo que Dios quiere castigarle. Si usted es un hijo o hija de Dios, no vive bajo condenación sino bajo bendición (Romanos 8:1). El hecho de vivir bajo la bendición de Dios, implicar recibir Su disciplina formativa, para hacer de usted una mejor oveja que viva cada día con el Aliento del cielo.
Dios le ama mucho más de lo que usted se imagina, por eso preste mucha atención a lo dicho hoy día para que pueda cambiar su perspectiva natural y ver la perspectiva sobrenatural de nuestro Gran Señor. ¡El Señor, que es su pastor, le ama y le infunde aliento para vivir!

CONFESION DE FE:
EL SEÑOR ES MI PASTOR Y ME DA ALIENTO PARA VIVIR
ORACION:
Limpia la imagen distorsionada que tengo de tí Señor. Perdóname por verte como alguien malo y destructor, cuando tu eres en realidad un Dios de amor para con sus hijos. Yo soy tu hijo y soy amado por ti. Gracias por infundirme aliento de vida para seguir adelante. Amén.

CONFIAR

ISAIAS 26:4: “Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.”
La inestabilidad es contraproducente para todo aquel que desea alcanzar un logro o una meta específica.
Muchas veces hemos empezado un estudio o una carrera con ímpetu para luego, meses después, abandonarlos; hemos decidido empezar a cambiar ciertos hábitos o vicios para un tiempo después volver al mismo rumbo.
En las cosas espirituales la inestabilidad también puede manifestarse, especialmente en nuestra confianza en Dios.
Nos hemos propuesto una y otra vez confiar verdaderamente en el Señor, pero pareciera que las presiones y las luchas cotidianas fueran más fuertes que nuestra fe.
El pasaje de hoy nos habla de que debemos confiar perpetuamente en el Señor.
Cuando aprendamos a doblegar nuestra inestabilidad espiritual, nuestra confianza en Dios se acrecentará y la fortaleza del cielo vendrá a nuestras vidas.
Existe una relación directa entre confiar en el Señor y recibir su fortaleza eterna.
Como cristianos tenemos este real privilegio que no podemos dejar, a menos que queramos vivir derrotados. Dios nos ha llamado a vivir en victoria cada día caminando confiadamente con Su poderosa fortaleza.

CONFESION DE FE:
MI CONFIANZA ESTA PUESTA TOTALMENTE EN EL SEÑOR
ORACION:
Dame estabilidad oh Dios, para confiar perpetuamente en ti y recibir tu fortaleza eterna. ¡La necesito Señor!

DEJAR

ISAIAS 1:28: Pero los rebeldes y pecadores a una serán quebrantados, y los que dejan a Jehová serán consumidos.
Ya sea al leer las Sagradas Escrituras o al analizar la vida de ciertas personas, nunca vemos que los que se rebelan, y apartan de Dios, lleguen a un buen final en la vida.
La Biblia es clara y contundente con esto: El que sigue al Señor con fidelidad todos los días de su vida, llega a buen destino.
Muchas veces hasta envidiamos la vida de aquellos que no siguen a Cristo! Pareciera que a ellos todo les va bien, pues nunca son probados por nada ni atacados por el diablo. ¡Cuidado con esta errónea manera de pensar!
A simple vista puede parecerlo, pero en este día el Espíritu Santo quiere recordarle que aunque a usted le parezca que los rebeldes, pecadores, fueran felices y les saliera todo bien, la Palabra de Dios dice todo lo contrario pues no hay cosa mejor en la vida que caminar tomados de la mano del Señor.
En este último tiempo por su cabeza ha estado pasando la idea de apartarse del Camino del Señor. Por favor, no tome decisiones que luego puedan costarle muy caro.
Lea atentamente el pasaje de este día, y deje que la luz de Dios le muestre la realidad de que los que son fieles a Dios llegan siempre a buen puerto, aunque tengan luchas y trabas en el camino. ¡Vale la pena ser fiel a Dios!

CONFESION DE FE:
RENUNCIO A DEJAR AL SEÑOR Y ME AFERRO A EL DE TODO CORAZON
ORACION:
Tu fidelidad es tan grande Señor, que me hace ver mi infidelidad para contigo. Perdóname por pensar en abandonarte ¿Adónde iría sin tí?, sería como una persona muerta en vida sin rumbo y sin sentido. Guarda mis caminos, Señor Jesús, para que nunca me aparte de tí. Amén.